Actualidad Córdoba

Bodegas Campos regresa este viernes con un menú degustación único

Por Rocío Górriz,

Bodegas Campos regresa este viernes con un menú degustación único

A partir del viernes 5 de junio Bodegas Campos volverá a retomar su actividad. La nueva temporada llega cargada de novedades. Para empezar, no ofrecerá servicio a la carta sino un único y exclusivo menú degustación diseñado por su chef, Daniel Pla. 

«Para diseñarlo tuvimos en cuenta  a la propia bodega. Teníamos claro que queríamos un menú innovador sin perder la esencia de la casa, y nuestras tradiciones. De ahí salieron platos como el aperitivo de bienvenida, que se inspira en nuestros patios, o las gambas cristal con huevo mollet. También han pesado mucho los productos cordobeses y de proximidad», aclara Pla.

El menú estará compuesto por seis pases:

 

1.Un conjunto de tres aperitivos: Uno es líquido a modo de bienvenida. Se trata de un cóctel elaborado con productos que encontramos en nuestros patios como manzana, naranja y laurel, aromatizado con fino. Los dos aperitivos restantes son el reflejo de la gastronomía cordobesa ya que aparecen elementos tan característicos como el el rabo de toro, el bacalao y la naranja. Son brioche de rabo de toro, y canutillo de brandada de bacalao y naranja.

2. Crema fría de fresas y frambuesas en escabeche guarnecido con mouse de espárragos blancos.

3. Verduritas de temporada y presa ibérica.

4. Gambas cristal con huevo mollete y crema de asadillo de pimientos. «Hacemos un homenaje a esa costumbre tan popular de los cordobeses que es hacer una «escapadita» a las playas de Málaga. En mi opinión es un plato muy divertido y veraniego y me atrevo decir que será uno de los platos estrella de este menú», vaticina el chef.

5. Carrillada ibérica glaseada con puré de calabaza y naranja

6. Fruta de temporada con sopa de maracuyá y helado de jengibre

Pero no todo es la comida, en el trabajo diario de Daniel Pla importan tanto el producto como la presentación. Apasionado y coleccionista de vajillas, señala: «A la hora de diseñar un plato siempre tenemos en cuenta dos factores: tradición e innovación. Y eso también se ve reflejado a la hora de emplatar, dando siempre prioridad a lozas  y porcelanas de manufactura andaluza. Los platos no se eligen  de manera arbitraria o porque estén de moda».

Y añade: «De hecho en este menú podremos ver dos grandes casas como es la Cartuja de Sevilla o Torres Ferreras, de la Rambla».

Por su parte, Nuria Jiménez, jefa de sala, explica en qué se ha basado para elegir la carta de vinos: «Hemos querido apostar igual que con la comida por producto de la tierra, elaborados con la variedad Pedro Ximénez. Pero nuestras joyas son nuestros generosos (fino, palo cortado, amontillado…) y queremos demostrar que son muy gastronómicos y pueden vestir una mesa. Igualmente, hemos incluido vinos tintos y rosados de Córdoba».