Actualidad Córdoba

La Cátedra de Gastronomía clausura su curso con un homenaje a Pablo García Baena

Por Rocío Linares,

La Cátedra de Gastronomía de Andalucía, con sede en Córdoba, ha clausurado el curso con un homenaje a la memoria de Pablo García Baena, el insigne poeta cordobés que falleció el pasado mes de enero. El acto se celebró en Bodegas Campos, denominado «casa de la Cátedra» y acudieron académicos de la gastronomía, autoridades, colaboradores y amigos de esta institución.

Para abrir el evento, el director de la Cátedra de Gastronomía, Rafael Jordano, leyó la memoria de actividades del curso 2017-2018 en la que destaca el inicio de año con la entrega del reconocimiento «Tabernero de Honor de Córdoba» a Juan Peña Aguilar, del Mesón Juan Peña. Seguidamente, en este recordatorio de los últimos meses, se reseñó la celebración de la «Jornada Técnica sobre Gastronomía Cordobesa», patrocinada por la Fundación Cajasol, y que contó con la participación de investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) y responsables de los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) Montilla-Moriles y Baena. Esta convocatoria, según Jordano, fue un éxito que contó con la totalidad de sus plazas cubiertas.

Por otra parte, el también catedrático de la Universidad de Córdoba resaltó que la Cátedra está consolidando su visibilidad en el ámbito gastronómico de la ciudad y la provincia gracias a las numerosas actividades en que ha participado, mencionando entre estas los premios GURMÉ, «que en poco tiempo han adquirido gran prestigio», añadió. De igual modo, quiso apuntar que la institución gastronómica empieza a tener presencia en el resto de Andalucía e incluso otras comunidades como Asturias, Castilla y León y Madrid.

Por último Jordano avanzó que el último Consejo Asesor de la CGA aprobó por unanimidad la propuesta de nombramiento de «Tabernero de Honor de Córdoba 2018», en su segunda edición, a Manuel Jiménez Montoro, de Taberna Salinas. Una designación que justificó por ser un referente de la gastronomía cordobesa y en reconocimiento a una dilatada y exitosa trayectoria profesional. Y con motivo del décimo aniversario de la Cátedra, que se cumplirá el próximo año, también acordaron por unanimidad nombrar «Gastrónomos de Honor» al Presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, al Rector de la UCO, José Carlos Gómez y al Presidente de la Fundación Bodegas Campos, Javier Martín, en reconocimiento al apoyo institucional prestado.

Precisamente este último estuvo presente en el acto de clausura del curso de la CGA y agradeció este reconocimiento. En su intervención resaltó que del hecho de que Córdoba lidere un proyecto como la Cátedra de Gastronomía es un motivo para sentirse orgulloso y comentó que se encuentran trabajando en proyectos para ganar reconocimiento más allá de nuestra tierra.

Por su parte, la vicerrectora de Estudios de Postgrado y Formación Continua de la UCO, Julieta Mérida, apuntó que la Cátedra es un ejemplo de que la Universidad puede estar al lado de las empresas y los profesionales, «apoyando al sector productivo». Y en este sentido avanzó que la Universidad está entregando documentación para impartir un nuevo Máster Oficial de Gastronomía, «como prueba del compromiso con el sector».

Para finalizar el acto, el protagonismo tornó hacia la memoria de Pablo García Baena, al que, según el Director de la Fundación Bodegas Campos, José Campos, no se le podía hacer mejor homenaje que reeditar su «Elogio de la Gastronomía». Tal y como Campos explicó, él mismo le pidió al poeta que escribiera esta especie de manifiesto en 2008 para que todos los hosteleros de la provincia se sumaran. Esta segunda edición, que entregaron a los asistentes al acto, fue minuciosamente preparada y limitada a cien ejemplares con numeración manuscrita. «No se puede decir nada más ni mejor del rico panorama de la gastronomía cordobesa», concluyó Campos.