Actualidad Córdoba

Cambios en carta y cocina para celebrar el 6º aniversario de Fusión By Sojo

Por Rocío Linares,

El grupo Sojo comienza septiembre cargado de novedades para celebrar su 20 cumpleaños. Dentro de sus establecimientos, Fusión By Sojo, el baluarte gastronómico de la marca, también está de celebración: seis años de trayectoria, nueva carta y una serie de proyectos a poner en marcha para consolidar su propuesta de ocio y gastronomía.

Desde la dirección, Francisco Jiménez, cuenta que la renovación empezó por la cocina, con un nuevo equipo bajo la batuta de Juan Higueras. «Con él hemos hecho la nueva carta que lleva unas semanas sirviéndose y está siendo bien recibida». Hay platos estrella como el flamenquín de pluma o el risotto cremoso de ibéricos que se mantienen «con un toque distinto», pero el resto de referencias son combinaciones nuevas con la misma esencia: la fusión internacional.

Así la papada de cerdo a baja temperatura se combina con jalapeños avainillados y el tataki de presa con tosazu, vinagreta de mango, almendra cordobesa y encurtidos. La burrata en esta ocasión, con albahaca y hojas de mostaza hace un guiño a nuestras islas con un toque de mojo rojo, traído a la mesa por el ayudante de Higueras, que es canario. «El chef ha entendido perfectamente nuestra propuesta, recetas tradicionales a las que se le unen sabores del mundo».

sojo-fusion-carta-nueva-1

Otro plato a destacar de la nueva carta son las croquetas cremosas de chuletón, que sustituyen a las de puchero -«que ya eran un éxito», asegura Jiménez- «pero es que estas le ganan por su sorprendente textura y sabor». Y como incorporaciones llamativas, los rigatoni y el chuletón de vaca vieja. En definitiva, una cocina de mercado en la que se prioriza el uso de productos de la zona: frutas, verduras y carnes de kilómetro cero «porque hay que apreciar la calidad que tenemos cerca». Y los pescados, de la lonja según lleguen, por eso figuran sobre todo en las sugerencias semanales.

Fusión es, más que un restaurante para comer o cenar, un espacio donde la gastronomía no entiende de horario, según explica Jiménez. Por eso su cocina no cierra, y abre desde las 8 de la mañana para servir desayunos, continuar con el brunch (el desayuno tardío) y seguir con los servicios de almuerzo, tardes de cóctel hasta enlazar con las cenas y hasta recenas en fines de semana. Y para este año especial por su quinto aniversario, quieren estar presentes en varios certámenes de cocina y además destacar con la iniciativa de cenas con espectáculo, desde flamenco (más común) hasta microteatro y musicales, de la mano de Confusión Club, una extensión de Fusión con la que va a ampliar la experiencia gastronómica para convertirla también en entretenimiento.