Actualidad Córdoba

Periko Ortega nos revela algunos secretos de su nuevo ReComiendo

Por Rocío Linares,

Periko Ortega nos revela algunos secretos de su nuevo ReComiendo

Anunció una cuenta atrás y está llegando a su fin. El chef Periko Ortega ultima los detalles del nuevo local de su restaurante ReComiendo, una novedad de la que habla con cuidado, para no adelantar más de lo que quiere. Es, como lo definió, un «sueño» que se hace realidad y por eso ha participado intensamente en el proceso de creación. Asegura que «No va a cambiar en esencia, aunque sí en estética. Un restaurante diferente con la misma filosofía». Sigue leyendo para descubrir algunos cambios en el local, la gran modificación de su carta e incluso alguno de sus nuevos platos.

En los últimos meses se ha generado gran expectación en torno al nuevo establecimiento de ReComiendo, en el número 7 de la calle Mirto, un proyecto en el que Ortega ha trabajado durante casi dos años y que, según aclara, «no es fruto de una necesidad empresarial». «No vamos a ampliar las mesas, aunque nos lo piden mucho y podríamos porque tenemos el doble de metros. Pero no es nuestro objetivo. Tampoco vamos a hacer una cocina vista, que está muy de moda para que el cliente vea el proceso de las elaboraciones. No es lo que perseguimos. Para nosotros el centro sigue siendo lo que está pasando en la mesa, la experiencia frente al plato», ha insistido.

De ahí que uno de los detalles más especiales del nuevo ReComiendo sea el mobiliario. Sobre las mesas, por ejemplo, cuenta: «en lugar de comprarlas de diseño, hemos ido a seleccionar maderas muy especiales y hemos construido los pies nosotros mismos. No era cuestión de hacerlo fácil, sino de sentirnos partícipes de ese lugar en el que va a pasar todo». Igual ocurre con algunas obras de arte que se podrán ver. Los que hayan probado ya las «perikadas» establecerán conexiones con algunos detalles de la sala que sí había en el primer local. La pretensión es integrar todo lo que es característico del ReComiendo Power en la nueva ubicación con un gran cambio estético.

Poco más quiere desvelar del espacio pero adelanta dos zonas particulares: la jaula que había encima del piano va a ser una parte importante de la decoración y uno de los rincones más especiales será en el que luzca la obra de arte que ha creado Pablo Rubio con las huellas de los hijos de Periko Ortega. «Ya teníamos unas piezas con las huellas y ha querido hacer una obra muy especial, muy creíble que me encanta», ha apuntado el chef.

Uno de los cambios más importantes estará en su oferta gastronómica: hasta ahora los comensales podían elegir entre menú degustación o platos de carta pero a partir del día 6 de junio sólo habrá dos opciones de menú degustación, diferentes entre ellos. «Aunque sin caer en la dictadura del menú», subraya, que quiere decir que se adaptarán a las peticiones de los clientes. Tanto si repiten en el restaurante y lógicamente quieren comer algo distinto, si quieren eliminar algún plato o cambiar su orden, si tienen alguna alergia o intolerancia… todo será modificable avisando previamente. Y como hasta ahora, las elaboraciones cambiarán según la temporada cada dos meses aproximadamente.

Sin duda, el menú para reabrir ReComiendo es especial. Por eso vuelve la «trigésimosegunda versión de la Mazamorra Power». Habrá un homenaje a Bocadi, trabajarán con las frutas de verano y un «Bollicao» estará presente en el menú. ¿Que cómo será? No quiere contar más. Pero Periko Ortega insiste en que ReComiendo sigue siendo un «pequeño restaurante familiar en el que hacemos las cosas con mucho cariño. Lo que nos importa es que el cliente se lo pase bien y nuestra obligación y nuestro placer está en hacer eso», concluye.