Actualidad Córdoba

La UCO revoluciona el mundo de la pastelería con la fabricación de moldes «low cost»

Por Rocío Linares,

La UCO revoluciona el mundo de la pastelería con la fabricación de moldes «low cost»

Un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba (UCO) ha encontrado una nueva forma de producir moldes alimentarios antiadherentes a bajo coste que permite a las pymes que trabajan en este sector disponer de utensilios que respondan a su creatividad sin necesidad de recurrir a la producción masiva y costosa.

Ha llegado el momento de suprimir los límites a la creatividad y poder utilizar moldes de formas imposibles para pasteles de ensueño. Gracias a la técnica que ha diseñado el grupo de investigación del Área de Fabricación de la Universidad de Córdoba, se pueden desarrollar piezas a partir de chapas metálicas revestidas con recubrimiento antiadherente sin necesidad de recurrir a los talleres especializados con grandes prensas y matrices, que por rentabilidad obligaban a fabricar varios miles de formas iguales. Este procedimiento novedoso es más lento pero a la vez más fácil de manejar y lo más importante, más asequible para quienes no tienen gran volumen de negocio.

Uno de los autores de la investigación, Pablo Romero, ha explicado que esta técnica tiene una aplicación práctica «muy visible y a corto plazo». Según apuntó a la revista AppliedScience, donde se ha publicado la investigación, tendrá importante repercusión socioeconómica ya que «abre una puerta a la puesta en marcha de nuevos negocios dedicados a fabricar moldes para pequeñas y medianas empresas y que cualquier taller mecánico existente amplíe su vía de negocio».

La nueva fórmula consiste en deformar simultáneamente la chapa metálica recubierta de teflón, (material plástico muy resistente) junto a una chapa de PVC, que protegerá el recubrimiento andiaherente, según cuenta la propia UCO. Un punzón con punta redondeada va deformando poco a poco ambas chapas hasta alcanzar la forma deseada. El trazado seguido por el punzón responde a las directrices dadas por un ordenador, que fija el movimiento preciso que debe seguir. Así el molde resultante es funcional ya que tiene tanto forma como propiedades necesarias para facilitar el desmolde y una adecuada limpieza.

Para desarrollar este nuevo sistema, el Área de Fabricación de la Universidad ha contado con el apoyo del Plan Propio de Investigación de la Universidad de Córdoba y la colaboración de la empresa de aplicaciones antiadherentes Tecnimacor. Con este planteamiento, las empresas agroalimentarias encontrarán una vía rápida y barata para fabricar series cortas de moldes antiadherentes de forma sencilla.