Actualidad Sevilla

Abre la Cueva de la Zarzamora en Alcalá, un singular espacio de postres de autor

Por Isabel Aguilar,

Alcalá de Guadaíra tiene un nuevo espacio dirigido a los golosos: la Cueva de la Zarzamora, un peculiar establecimiento que gestiona el mismo matrimonio de la Cueva de Anita de San Miguel: Moisés Romero y Sandra Martín. Abierto hace tan solo unos días, pretende convertirse en referente de las tardes alcalareñas con una gran propuesta de cafés y postres de autor.

Ubicada en el famoso callejón de La Botica, la Cueva de la Zarzamora se presenta como un lugar donde el protagonista es el postre. En su carta tiene recetas como su torrija de pan brioche sobre crema inglesa con helado de praliné bañado en dulce de leche, su cafetera de mousse de chocolate blanco con salsa toffee o un jarrillo de lata con crema de galletas, brownie de chocolate, helado de vainilla, nata montada y caramelo.

La quesera se define como el postre para los queseros, y la huevera trae media docena de trufas especiales de chocolate. Tocino de cielo, versión de pan con chocolate, carrot cake o red velver son algunas de las propuestas de la carta, que cuenta con recetas tan típicas como las poleas de Alcalá o la leche frita (ambas, solo en temporada).

Bebidas

Para acompañar el recetario dulce tienen una gran variedad de bebidas, que va desde vinos dulces (de naranja, PX, amontillado…), a una pequeña selección de vinos (rueda, albariño, cava, Rioja o Ribera del Duero), coctelería, licores, cafés o infusiones. Además, cuenta con un escueto picoteo integrado por aceitunas, montadito de pringá, parmesano con cabello de ángel, queso viejo, anchoas del Cantábrico o mejillones de Galicia.

La Cueva de la Zarzamora abre jueves y viernes de 15.00 a 1.00 y sábados y domingos de 13.00 a 1.00. También festivos.