Actualidad Sevilla

Apertura: Restaurante El Cocorico, gastronomía francesa que se puede tapear en el centro de Sevilla

Por Rafa Sánchez,

¿Qué es Restaurante El Cocorico?

Se trata de un nuevo establecimiento que ha abierto su persiana el 25 de junio en el número 38 de la calle Lumbreras, en la misma esquina que ocupaba El Pregón. Así los sabores peruanos han dado paso a recetas familiares del sur de Francia servidas con un trato cercano que hacen que el comensal se sienta como un invitado a la casa de los propietarios.

Restaurante Cocorico en Sevilla

Fotos: Rafa Sánchez

¿Quién está detrás?

Restaurante Cocorico en Sevilla

Pablo Rigol y Anaïs Le Calvez

Una joven pareja francesa recién llegada a Sevilla. Anaïs Le Calvez y Pablo Rigol conocieron Sevilla en una visita a la prima de Rigol y quedaron prendados de las calles y las gentes de la capital hispalense. Pablo es quien dirige la cocina, lleva desde los 16 años trabajando con los fogones y ha aprendido en restaurantes con Estrella Michelin del sur de Francia, en Londres, en Suiza y, antes de aterrizar en Sevilla, en París. Por su parte, Anaïs viene de una familia de restauradores y se ha formado en estudios de negocios.

Todo lo aprendido lo aplican en Restaurante El Cocorico, el deseo cumplido de ambos. «Pienso que ya tocaba trabajar para nosotros mismos y haberlo conseguido en esta ciudad es un sueño hecho realidad», explica Pablo a GURMÉ Sevilla.

¿Qué hay  en la carta?

La carta es concisa, y se dibuja con recetas tradicionales del país vecino. «Son los platos que preparaban nuestras abuelas, con lo que degustarlos te lleva a nuestra casa, a nuestra infancia y a nuestras familias», insisten.

Sin embargo, como son conocedores de la idiosincrasia de la ciudad en la que viven y trabajan -el chef tiene ascendencia andaluza-, la carta abre con un apartado de tapeo. Cocina gala en formato tapa, toda una novedad en la zona. De las tapas destacan especialidades como la tabla de quesos franceses, la tabla de foie o los Farcies Niçoils -tomate, calabacín y berenjenas rellenas de carne- o los Moules Farcies -mejillones al horno rellenos de mantequilla mármol y pan rallado-. Éstas últimas son recetas de la abuela de Anaïs, a las que tienen mucho cariño. Descuella también la raclette, un plato muy típico de las montañas del sur de Francia, adaptado al pequeño formato.

Restaurante Cocorico en Sevilla

Foto: Cedida

¿Qué más se puede pedir?

La carta continúa con el apartado ‘Del Mar’. Aquí se encuentran las navajas en salsa vierge -una salsa de aceitunas negras con pimientos, perejil y ajo- y las almejas al ajo y perejil.

El siguiente bloque está dedicado a platos. En este restaurante apuestan por el boeuf rossini, como plato de carne. Un solomillo con con foie fresco a la plancha con puré de patatas y verduras. Destacan asimismo los gnocchi con carrillada en salsa al vino y el aïoli, un filete de bacalao con verduras y salsa Aïoli, una mayonesa al ajo con un sabor suave muy particular.

Cabe mencionar que las verduras que usan en las elaboraciones se compran en un huerto ecológico y cambian según la temporada. Además, al sentarse en la mesa, ponen a disposición de cada cliente pan -de calidad- con tapenade.

Restaurante Cocorico en Sevilla

Foto: Cedida

¿Y de postre?

Hay tres postres fijos: El Cocorico, elaborado con galletas de coco y espuma de chocolate con leche; la tarta de limón y albahaca con merengue y la panna cotta de Nutella.

Restaurante Cocorico en Sevilla

Foto: Cedida

¿Hay fuera de carta?

Sí, siempre están con la mente puesta en nuevas creaciones, tanto para los platos y tapas como para los postres. Un ejemplo es el tartar de piña con crema de chocolate blanco que han servido durante unos días.

¿Y para beber?

Además de Cruzcampo de barril, tienen una breve carta de vinos seleccionados por un sumiller sevillano. Apuestan por los productos españoles, con lo que disponen dos Riojas, un Ribera del Duero y un caldo de Granada en tintos y  blancos y rosados, vinos de Rueda y Cigales.

¿Cómo es el establecimiento?

El restaurante está dividido en dos zonas separadas por la entrada. Recibe al comensal una bicicleta clásica con un gallo -cocorico es el canto del gallo en francés-, y la decoración es liviana, acogedora y predomina la madera y el ladrillo. Tiene capacidad para alrededor de 40 comensales.

Restaurante Cocorico en Sevilla

 

¿Dónde se encuentra?

Está en la calle Lumbreras, 38

Restaurante Cocorico en Sevilla