Actualidad Sevilla

Apertura: Restaurante Ming, platos con historia de la cultura china

Por Pablo Pozuelo,

¿Qué sitio es Restaurante MingEste restaurante está situado en pleno corazón de la ciudad, junto a la Plaza de la Encarnación. Con su apertura, se abre una ventana desde la que conocer de primera mano la cultura china a través de platos tradicionales. El objetivo es crear una identidad propia y más autóctona del país asiático, ofreciendo un concepto poco visto hasta ahora en Sevilla.

¿Cómo es su cocina? Solo comida china y ancestral, con recetas originales que llevan cocinándose allí desde hace siglos. Podría decirse que son platos con historia. A pesar de ello, Restaurante Ming apuesta por una modernización de los mismos. Para ello, los han adaptado hacia algunos conceptos de la cocina actual.

El secreto del sabor radica en las salsas con las que cocinan según el ingrediente principal. Este se hace a fuego lento durante horas, para que absorba todo el sabor del condimento y adquiera un nivel de jugosidad único de la gastronomía china. Eso sí, esta característica no va reñida con la inmediatez para servir la comida a los clientes.

mesas Restaurante Ming

¿Qué se puede pedir para empezar? El pato en aceite de sésamo es una buena opción para descubrir el estilo de cocinar a fuego lento. Con esta técnica, el aceite impregna hasta los huesos después de varias horas. Para los curiosos, también tienen en su carta la ensalada de medusa, muy típica en China. Y para los atrevidos, cangrejo o cigala al licor chino. Se trata de una bebida de 63º que conserva la carne del marisco.

¿Cuáles son sus especialidades? Trabajan con carnes y mariscos frescos nacionales. Una muestra de ello son las costillas ibéricas con salsa agridulce. El pato laqueado es otro de los platos principales de carnes, además del cochinillo asado en salsa especial o el pollo en salsa Sichuan, una de las más conocidas en China y que destaca por ser picante.

En cuanto al marisco, se pueden pedir langostinos de Sanlúcar y gambas de Huelva cocinadas al estilo chino, con ajo tierno, jengibre y salsas especiales. De pescados, el cabracho en caldo de China y la sopa de aleta de tiburón, platos calientes recomendados para los días de frío. También incluyen lubina frita con piñones en salsa agridulce.

¿Y otros platos principales? Hay mucho más, reuniendo una gama de pastas chinas y arroces. Por ejemplo, los tallarines en sopa de marisco, el arroz con pescado o cerdo y el arroz con curry, muy peculiar porque se cocina como si fuera un risotto. Otra opción destacada de la carta es la de poder probar el auténtico rollito de primavera, con pollo y especias.

¿Tienen carta de vinos? En este caso, todos los vinos son españoles, ya sea Rioja o Ribera del Duero.

¿Hay carta de postres? Sí, y por supuesto, postres típicos de China. Seguramente, habrá pocos sitios en Sevilla donde se pueda comer el ojo de dragón, una fruta originaria del país asiático que se mezcla con un buche de corvina.

decoración Restaurante Ming

¿Cómo es la distribución y la decoración del local? Consigue su espacio con la profundidad, distribuyendo las mesas en fila hasta llegar al fondo del local. Si los comensales se sientan en los lados de la pared, podrán acomodarse en sus sofá. Eso sí, las sillas del otro lado también son acolchadas. Restaurante Ming está decorado para trasladarnos a la antigua China. Nos envuelve en sus tradiciones, haciéndonos sentir en otro país sin salir del centro de Sevilla. Todo ello con la intención de abrir esa “ventana” hacia el país de la Gran Muralla y su historia milenaria, pero ofreciendo una imagen moderna y un diseño donde se cuidan mucho los detalles.

¿Dónde encontrarles? En la calle José Luis Luque, 2, junto a la plaza de la Encarnación.