Actualidad Sevilla

Apertura: Sabor a mar en La barra de Inchausti

Por Isabel Aguilar,

¿Qué sitio es? Este Lunes Santo ha abierto sus puertas La Barra de Inchausti, un espacio de sabor marinero puesto en marcha por la misma familia que regenta La Moneda a pocos metros.

¿Quién está detrás?

Jorge Inchausti / Fotos: Tomás Muruaga

Jorge Inchausti / Fotos: Tomás Muruaga

Los tres hermanos Inchausti: Jorge al frente de la cocina e Isidro y Conchi, quienes han plasmado aire marinero a la carta y al espacio, ya que su padre y ellos mismos tienen sus orígenes en Sanlúcar de Barrameda.

¿Qué tipo de cocina ofrecen?

la-barra-de-inchausti-9

Netamente marinera, con abundancia de marisco, pescaíto frito y recetas marineras. No faltan algunos de los clásicos más consolidados en La Moneda, como su tortillita de camarones o la sopa de galeras.

¿Qué tienen para empezar? Tapas frías como papas aliñás con aires sanluqueños, ensaladilla marinera con gambas de Huelva y salpicón de pulpo de Cádiz.

la-barra-de-inchausti-6

El apartado de mariscos es sin duda el más extenso, con variedades como ostras, patas rusas, boquitas de la isla, cañaillas, navajas de buzo, carabineros, percebes gallegos, galeras de Chipiona, centolla de Pontevedra o nécoras de Vigo, entre otros.

¿Cómo son sus tapas calientes? Destaca su pescaíto frito, con propuestas como cazón en adobo, gambas de la bahía, salmonetes de Conil, chocos de Huelva, calamares de potera o gambas de leche con pimientos caramelizados y huevo de corral. También hay propuestas para compartir, como ocurre con sus huevos de choco con salsa tártara, pulpo frito o a la brasa, tronco de bonito del norte en escabeche con cebollitas baby o carpaccio de gambas de Huelva con foie micuit.

¿Qué se puede beber? Además de cerveza Cruzcampo tienen una carta con unas 30 referencias de vino donde se pueden encontrar generosos, espumosos, blancos y tintos, tanto los habituales como otros menos conocidos.

¿Cómo es el espacio?

la-barra-de-inchausti-4

la-barra-de-inchausti-5

Recogido, con una barra como protagonista y varias mesas altas distribuidas por la sala, que tiene un claro acento marinero con detalles como las cuerdas que visten el techo o el tono azul y blanco y de la decoración.

¿Dónde encontrarles? Están en la calle Tomás de Ibarra, 10.