Actualidad Sevilla

Así ha quedado El Rinconcillo tras su restauración

Por Isabel Aguilar,

El Rinconcillo ha aprovechado las semanas que ha permanecido cerrado por vacaciones para acometer tareas de restauración y mantenimiento en sus centenarias instalaciones. Los admiradores y clientes del bar más antiguo de Sevilla no tienen por qué temer, ya que su imagen permanece inalterable y tan solo se han llevado a cabo mejoras para conservar lo que ya forma parte del patrimonio de la hostelería sevillana.

Aunque todos los veranos aprovechan para dar los retoques necesarios al establecimiento ya que el resto del año su intenso horario de apertura no se lo permite, en esta ocasión han ido un paso más y han remozado su fachada actualizando la pintura, algo que no hacían desde que su vecina iglesia de Santa Catalina estaba en obras.

rinconcillo-restauracion-4

Ya en el interior, la restauradora romana Alexandra del Bene se ha encargado de los trabajos más delicados, como la estantería blanca que hay tras la barra, que llevaba más de 40 años sin tocarse según detalla Javier de Rueda, uno de los hermanos propietarios.

rinconcillo-restauracion-1

Esta restauradora, también ha sacado a la luz la decoración de parte del artesonado, cuyas pinturas originales procedían del siglo XIX aunque permanecían casi oculta cubiertas por una pátina de barniz que ha sido eliminada para después darle su color original a dichos motivos.

rinconcillo-restauracion-2

Por lo demás, El Rinconcillo sigue con su intención de permanecer inalterable al paso de los años, y sus propietarios no han querido actualizar la carta ni tocar ningún otro aspecto que les haga cambiar. La fecha de regreso tras la restauración de sus instalaciones está prevista para este viernes 23 de agosto.

Alexandra del Bene se ha convertido en una artista muy valorada por la hostelería sevillana, como demuestran algunas de sus obras: la pintura de sombras que hay en la calle Calatrava coincidiendo con la terraza de Antojo, o rejas de establecimientos como el propio Rinconcillo, Nickel, Bodega Góngora, El Pimentón, Bodeguita Romero o La Flor de Toranzo.