Actualidad Sevilla

Así es El Patio de San Eloy que ha abierto en Almirante Lobo

Por Isabel Aguilar,

Hace tan solo unos días ha abierto en el número 7 de la calle Almirante Lobo un nuevo Patio de San Eloy, el duodécimo que el grupo tiene en la capital andaluza. Se trata de un espacio dotado de una soleada terraza y un interior luminoso en el que se aprecia una parte de la antigua muralla hispalense.

patio-almirante-lobo-2

patio-almirante-lobo-8

La oferta gastronómica del establecimiento es la misma que en la del resto de espacios de la casa, donde predominan las recetas frías como la ensaladilla o su típica tarta vegetal, los montaditos, y otras elaboradas como lasaña de cola de toro o presa ibérica con queso de cabra y cebolla caramelizada.

patio-almirante-lobo-15

Entre los montaditos destacan algunos como el jerezano (carne mechá y queso fundido), el lepero (pechuga de pollo, lechuga y alioli), malagueño (bacalao con salmorejo y almendras picadas) o belga (salmón, queso fresco, anchoa y alioli).

patio-almirante-lobo-10

También tienen fritos, entre los que se encuentran adobo, calamares, bocaditos de merluza o flamenquín gigante, y una serie de recomendados, como timbal de pulpo con patatas cocidas al pimentón o arroz negro de chipirones y gambas con espuma de alioli.

patio-almirante-lobo-3

En cuanto a la oferta de vinos, cuentan con una selección de unos diez tintos, unos cinco blancos y espumosos y un pequeño catálogo de vinos generosos, que van variando en función del momento del año.

patio-almirante-lobo-5

Desayunos

patio-almirante-lobo-7

El establecimiento tiene un amplio horario de apertura y ofrece desayunos desde las ocho de la mañana, con tostadas que pueden acompañarse de jamón ibérico, manteca colorá, zurrapa de hígado, sobrasada o crema de jamón york, entre otros. También se puede elegir croissant en lugar de tostada, sandwich mixto o unos huevos revueltos con tacos de jamón.

patio-almirante-lobo-9

El espacio

patio-almirante-lobo-4

patio-almirante-lobo-6

El Patio de San Eloy de Almirante Lobo está distribuido en un salón interior en el que se puede optar por mesas altas o bajas, además de zona de barra. La decoración es similar a la que caracteriza a la marca hostelera, con azulejos típicos sevillanos tanto en la barra como en algunos lienzos de pared.