Actualidad Sevilla

Éstas son las nuevas sugerencias para el verano de Barrabás

Por GURMÉ,

Barrabás, el restaurante de la Plaza del Museo, trabaja en cocina para calmar el calor de los clientes que entran por sus puertas. Un trabajo que da sus frutos y que se ha concretado en cartas de sugerencias, una de barra y otra de restaurante que se pueden degustar en la esquina con la calle Monsalves.

sugerencias-barrabas-sevilla-1

Gambas ‘cristal’ y huevos fritos en aceite de oliva

La lista de nuevas tapas y platos para tomar en Restaurante Barrabás arranca con una pimentada de gambas ‘cristal’ y huevos fritos en aceite de oliva, y continúa con los piononos de solomillo de cerdo sobre crema de alcachofas y grumitos manchego, los lomitos de merluza con tomate tostado sobre crema de zanahoria y foie y los corazones de alcachofas con pipirrana y anchoas del Cantábrico. Cierra con los cogollos de tudela, crema de queso azul y mostaza con salmón ahumado y alcaparritas.

sugerencias-barrabas-sevilla-4

Cogollos de tudela, crema de queso azul y mostaza con salmón ahumado y alcaparritas

Algunas de estas especialidades se pueden degustar en la barra tanto a base de tapas como de medias o raciones, mientras que en el restaurante, se come exclusivamente a base de platos.

sugerencias-barrabas-sevilla-3

Corazones de alcachofas con pipirrana y anchoas del Cantábrico

Restaurante Barrabás es un negocio que apuesta por la cocina tradicional y en el que no faltan clásicos del tapeo sevillano como las patatas aliñadas, la ensaladilla, la carrillada ibérica o el salmorejo.  Tienen un primer apartado para comenzar con unos ibéricos o unos quesos, como el Payoyo, el de oveja con trufa o el manchego. También hay una serie de fríos como un tomate con melva, puntas de espárragos de Navarra o anchoas del Cantábrico, sin dejar atrás platos de cuchareo como las albóndigas con salsa de tomate y hierbabuena, además de arroces y revueltos. Entre los pescados destaca la merluza, bien rebozada en taquitos o gratinada; y en cuanto a las carnes, hay desde un wok de abanico ibérico a una presa ibérica de bellota y una hamburguesa de angus.