Actualidad Sevilla

Leyenda y gastronomía en la próxima apertura de La Casa del Tigre

Por Isabel Aguilar,

El casco antiguo sevillano está cuajado de apasionantes leyendas que se funden con la historia y dan lugar a espacios singulares y pintorescos, como ocurre con La Casa del Tigre, un nuevo establecimiento que abrirá sus puertas tras el verano en la calle Amparo.

Después de un intenso trabajo de investigación y preparación del proyecto, Emilio Gimeno (Petit Comité) y sus socios Pedro Guardia y Manuel Miura quieren crear un espacio del que manen los pasajes que ha vivido en otros tiempos, un establecimiento con dos atmósferas bien diferenciadas que preserve la costumbre sevillana de la barra y ofrezca la oportunidad de tomar algo sentados.

casa-tigre-sevilla-1

El edificio, ubicado en el número 9 de la citada calle, ha sido hogar de un explorador y aventurero, José María Lassaletta (Barcelona, 1927-Sevilla, 1997), quien fue director del Zoo de Jerez y tenía como mascota a un tigre que se asomaba plácidamente al balcón a contemplar el trasiego sevillano. Esa estampa dio lugar al nombre con el que se conocía esa casa y que ahora estos jóvenes hosteleros rescatan para poner en marcha su proyecto.

El establecimiento, que también fue posada de Santa Teresa según cuentan los hosteleros, abrirá a mediados de septiembre y estará dividido en dos claros ambientes: uno de barra que se ubicará al fondo del local y tendrá un interiorismo barroco, y una sala con mesas bajas y bancos corridos junto a la entrada, que estará caracterizada por un toque colonial.

La carta será breve con la intención de crecer en un futuro y tendrá un aire desenfadado y divertido. Tendrá protagonismo la sobremesa y la atmósfera singular que quieren crear, sin perder de vista la historia y la leyenda que dieron vida a esas paredes en otros tiempos.