Actualidad Sevilla

Todas las novedades del regreso de Eslava este martes

Por Isabel Aguilar,

El pasado 17 de agosto Eslava cerró sus puertas para iniciar una profunda reforma de sus instalaciones y no será hasta el próximo martes, 22 de diciembre, cuando vuelva a abrir. Coincidiendo con el sorteo del Gordo de Navidad, este clásico de San Lorenzo regresa con las alforjas cargadas de novedades, que afectan al espacio y al formato de su cocina (que ahora será también para llevar) pero mantiene intacta su esencia y los pilares en los que ha basado su concepto de restauración durante tres décadas.

El establecimiento concentra ahora toda su oferta en la zona de la barra y sus salones anejos, puesto que (por falta de acuerdo con la propiedad) ha prescindido del espacio contiguo en el que ofrecía un servicio más formal. La cocina también ha sufrido modificaciones y ahora queda a la vista de la barra, estrenando todo el mobiliario y nuevo sistema de ventilación. “Hemos instalado nuevas campanas filtrantes con motores de entrada y salida que permiten una ventilación muy rápida y mantienen el aire limpio”, señala Sixto Tovar, quien junto a su mujer, Rosa María Borja, lleva meses madurando la readaptación de todo el espacio.

Sixto Tovar en la barra del nuevo Eslava

Aunque visualmente los grandes rasgos del recinto permanecen intactos, como el característico color azul de sus paredes, hay grandes novedades que saltan a la vista, como la amplia bodega que ahora corona todos los altos del espacio y queda a la vista del comensal.

También la barra presenta un nuevo aspecto, con una superficie de mármol blanco (pensada para una limpieza más aséptica que la anterior madera), vitrinas que la recorren de un extremo a otro y una base renovada de madera clara. Pensando en ofrecer la máxima seguridad, se han eliminado todos los elementos de calor que había tras la barra para evitar posibles focos contaminantes en las zonas más próximas al público. A pesar de la profunda reforma, mantienen su clásico tanque de salmuera tradicional para ofrecer la cerveza con el punto de frío exacto. Aunque de momento no podrá recuperar el ajetreo que siempre la ha caracterizado, este elemento del local vuelve con la intención de acaparar todo el protagonismo una vez que las circunstancias lo permitan.

En cuanto a los salones, el primero de ellos está más pensado para el tapeo y el del fondo quedará algo más reservado para ocasiones más formales, aunque en función de la demanda de la clientela se usarán ambos a diario y con la misma carta.

Eslava vuelve con doble turno al mediodía: de 13.30 a 15.20 y de 15.30 a 17.30 y un solo turno de 20.00 a 22.30 hasta que las circunstancias permitan ampliar el horario.

La cocina de Eslava

Una de las principales novedades que trae Eslava en su regreso es la inauguración de un nuevo espacio donde ofrecerán toda la cocina del restaurante para llevar a casa. Bautizado con el nombre La cocina de Eslava y ubicado en el número 7 de la calle Alcoy, en este coqueto rincón se expondrán los productos que usan en el establecimiento y se elaborarán ante la mirada del cliente, que podrá llevar a casa todas las recetas que hay en la carta. Una amplia vitrina con productos y otra alargada que tiene la iglesia de San Lorenzo serigrafiada, mostrarán las elaboraciones para que el público pueda elegir qué platos se lleva.