La coliflor es un vegetal de la familia de las crucíferas con propiedades nutricionales muy interesantes, pro con una mala fama injustificada. Muchos niños y no pocos adultos rehuyen consumir esta variedad emparentada con el brócoli, tanto por su aspecto, como por el aroma que desprende al ser cocinada. Sin embargo, aquí te facilitamos 20 recetas con coliflor para acabar con su mala fama y disfrutar al máximo de su sabor suave y dulce, además de sus cualidades nutricionales.
La variedad más utilizada en nuestra cocina es la coliflor blanca, que se consigue tapando la masa blanca con las hojas e impidiendo que el sol la ponga de color verde por el efecto de la clorofila.
La coliflor tiene propiedades diuréticas y es baja en sodio, por lo que su consumo está recomendado en muchas dietas de adelgazamiento. Asimismo, apenas aporta calorías y es considerada una buena fuente de fibra, vitaminas del grupo B, así como ácido fólico y minerales.
Como demuestran estas 20 recetas con coliflor, en la cocina es un alimento muy versátil ya que puede prepararse cocida, hervida, asada, gratinada, estofada, en ensalada, salteada o en forma de crema. La coliflor permite elaborar recetas sanas, para niños y mayores. Compruébalo en esta selección con platos para todos los gustos.