Las Mejores Recetas

20 recetas con jengibre para los amantes de su original sabor

Lo que en la cocina conocemos como jengibre es en realidad la raíz de una planta que puede llegar a tener hasta 2 metros de altura. Este rizoma de aspecto inconfundible es utilizado en la gastronomía asiática y occidental por su peculiar sabor y su toque picante. Las recetas con jengibre más populares suelen llevar este ingrediente molido o bien en su versión fresca, aunque a veces también se aprovecha su jugo, intensamente picante. En Asia el jengibre incluso se conserva en vinagre para degustar a modo de aperitivo.
El jengibre se utiliza también en la elaboración de bebidas, como el té. También es muy popular la bebida gaseosa a base de jengibre, que se emplea para rebajar el nivel de alcohol de los cócteles y combinados: «ginger ale». Incluso es posible encontrar cerveza de jengibre («ginger beer)», con un toque más dulce y menos gaseoso que la tradicional.

Considerado como planta medicinal, el jengibre se emplea como remedio eficaz para los ardores de estómago, así como para aliviar de forma natural las náuseas. De hecho, la medicina tradicional china emplea el jengibre como ingrediente habitual desde hace más de 2.000 años.
A nivel nutricional, esta raíz es una fuente rica de hidratos de carbono, aminoácidos, minerales, vitaminas, flavonoives y ácidos grasos esenciales.

20 recetas con jengibre para los amantes de su original sabor

Pollo con soja y jengibre

¿Y si le damos un toque asiático a unos muslos de pollo? Otra forma de preparar un producto que no falta en las cocinas españolas.