El salmón ahumado es una delicia que conviene tener a mano en la cocina de cara a las grandes celebraciones en torno a la mesa. Su inconfundible sabor y su delicada textura ha viajado desde sus orígenes en el norte de Europa hasta nuestra mesa, para integrarse en todo tipo de recetas con salmón ahumado, en combinación con todo tipo de alimentos y preparaciones. En canapés, ensaladas, pastas, cremas, brochetas, rollitos, hojaldre,… Las posibilidades de incluir el salmón ahumado en nuestra cocina son muy amplias y el resultado siempre es digno de cualquier gran ocasión.

El salmón ahumado que se consume en Europa procede eminentemente del que se obtiene de la acuicultura en Noruega, Irlanda o Escocia, pero Canadá es el gran criador de Norteamérica.

El salmón ahumado se obtiene, como el nombre indica, de la exposición del pescado al humo, bien en frío o en caliente. Este proceso le da su característico sabor y prolonga su período de conservación.

 

A nivel nutricional, las recetas con salmón ahumado pueden incluirse como parte de cualquier dieta saludable por su alto contenidos en ácidos grasos Omega-3. Además, el salmón ahumado es una gran fuente de vitaminas y minerales.

 

La variedad más cotizada actualmente es el salmón salvaje ahumado

Para estas recetas con salmón ahumado que te proponemos puedes comprarlo en el supermercado, o ahumar el salmón tú mismo en casa usando sal ahumada y aceite.