Las Mejores Recetas

Cómo hacer el gazpacho perfecto y 7 variantes más para tomar este verano

Una receta ideal para hacerla en la temporada estival

 

El gazpacho es el plato perfecto para tomar bien fresquito como aperitivo ahora que llega el verano y las altas temperaturas. Se puede tomar como bebida en vaso o en con cuchara en plato hondo, con su guarnición correspondiente. El gazpacho andaluz, con el tomate bien maduro como ingrediente protagonista, es el que se toma de forma tradicional. Pero es una receta tan versátil que también se le puede dar un poco la vuelta e innovar con ella. Por qué no atreverse con el gazpacho de sandía, de fresas, de cerezas o de remolacha. Es muy importante que a la hora de servirlo esté bien frío para que sea refrescante.

 

¡Apunta estas recetas!

 

Lo mejor de esta elaboración y a la vez divertido es que cada casa lo hace a su gusto. Aquí enumeramos algunas opciones:

 

  • Si quieres que no se te repita, debes hacer gazpacho sin pepino y quitándole al ajo la simiente del medio.
  • Puedes hacerlo sin miga de pan si te gusta más líquido y así tendrá menos calorías.
  • Si prefieres espesarlo también puedes hacerlo con manzana verde.
  • Para suavizar la acidez del tomate y a la vez darle un color más potente, puedes añadirle un poco de zanahoria.

 

Tiene una y mil variantes este refrigerio de verduras. Lo más importante. Usar siempre buena materia prima.

 

¿Qué tipo de tomate ponerle?

 

Elige bien los tomates. Es la clave para hacer el gazpacho perfecto. En el mercado te puedes encontrar muchas variedades de tomates: de ensalada, en rama, raf, canario, etc. Lo ideal es un tomate maduro, que contenga mucha carne, pocas pepitas y tenga la piel finaNosotros te recomendamos el tomate de pera o ese clásico rojo bien hermoso y maduro, que es el que se cultivar en muchas huertas para consumo propio.

 

Usa un buen vinagre de Jerez y un aceite de oliva virgen extra que no sea muy picante. Si tienes a mano aceite de oliva arbequina, mejor que mejor. Es importante cuidar también aspectos como la maceración. Quedará mucho más rico si lo hacemos de un día para otro.

 

Receta con mucha historia

 

Es un plato que ha tenido una gran evolución a lo largo de la historia y ha variado de una manera o de otra, según la zona geográfica de España. Y es que al gazpacho primigenio se le conoce como una elaboración que hacían los antiguos campesinos para aprovechar el pan que sobraba de días anteriores. Lo mezclaban con agua, aceite y vinagre para hacer una especie de sopa. De ahí, que hayan salido otras recetas en la península como el gazpacho manchego o el ajoblanco.

 

Con el paso del tiempo, y la llegada a territorio peninsular de cultivos como el tomate, el pimiento o el pepino, el gazpacho andaluz fue tomando su aspecto actual. Como curiosidad a tener en cuenta, el tomate no se incorpora a la receta hasta finales del siglo XIX.

 

Es una receta que sigue viva y continúa su camino. Reputados chef han querido ir más allá con la introducción de frutos rojos como las fresas, la sandía o incluso la remolacha. Fue el malagueño Dani García, uno de los primeros que innovó con el gazpacho de cerezas. Su receta lleva un acompañamiento de nieve de queso fresco, anchoas, pistachos y albahaca, y era uno de los clásicos del menú de degustación de su ya desaparecido restaurante triestrellado.

 

 

Gazpacho andaluz

Existen tantas recetas de gazpacho casi como familias. Es lo bueno de hacer gazpacho casero, que cada cuál lo hace a su manera y a su gusto. La clave para conseguir un gazpacho delicioso está en elaborarlo con tomates maduros de calidad, de la variedad de pera, y en servirlo muy fresquito.

Gazpacho de cerezas

Las protagonistas de este gazpacho son las cerezas. Dani García sublimó este plato en su ya extinto Calima, que llegó a conseguir tres estrellas Michelín. Él lo acompañaba de queso fresco y anchoas.

 

Además de estar verdaderamente rico, este plato tiene una gran presencia en la mesa por su espectacular color rojo  granate

Gazpacho de sandía

El gazpacho de sandía es muy agradecido. Es muy similar al tradicional, aunque se le da un toque original empleando la sandía. Es un plato muy ligero, refrescante y muy rico en vitaminas, minerales y antioxidantes, nutrientes que se ven incrementados con la presencia de la fruta.

Gazpacho de fresas con gambas

gazpacho de fresas con gambas

Una receta con aires de Huelva que nos trae la gamba y las fresas.

 

Esta elaboración se realiza pácticamente igual que el gazpacho pero sustituyendo las fresas en lugar de los tomates. Necesitarás un kilo de fresas.

 

Para presentar el plato elaboramos unas brochetas de gambitas peladas a la plancha junto con unas fresas. ¡Te quedará muy resultón!

Gazpacho de kaki persimon

Gazpacho de kaki persimon

El kaki persimon es una fruta cuyos cultivos son famosos en la Ribera del Xuquer en Valencia. En Andalucía se suele cultiva otra variedad del kaki denominada sharoni.

 

Es una receta muy sencilla elaborada a partir kaki y melón. Pelamos y partimos en trozos ambas frutas, lo ponemos en la batidora y trituramos junto con las hojas de menta y el aceite de oliva.

 

Para presentarlo, puedes incorporar en el bol unas bolas de kaki para que te quede un plato redondo

Gazpacho de remolacha

Si optas por esta variante, descubrirás un sabor un poco más dulzón que el gazpacho tradicional y un color muy atractivo. Tiene una elaboración similar. Solo tienes que añadir la remolacha ya cocida.

 

La remolacha es una hortaliza rica en vitaminas y minerales, que posee muy pocas calorías. Además tiene propiedades antioxidantes.

 

 

Gazpacho con mojama y fresones

Gazpacho con mojama y fresones

Esta receta tiene como base el gazpacho andaluz tradicional y tiene su particularidad en su guarnición.

 

Utilizamos un salazon potente como es la mojama y una fruta ácida como es la fresa. Corta la mojama en una juliana muy fina y los fresones en cuartos. Termina el plato con un chorrito de aceite de oliva virgen.

 

Te encantará esta combinación