Las Mejores Recetas

15 platos de comida rápida casera

Pizzas, hamburguesas, kebab, montaditos… la comida rápida es una alternativa que gusta siempre a los más pequeños de la casa. Hoy te proponemos cómo preparar comida rápida casera, una alternativa más saludable y más sabrosa en bocados divertidos.

Con esencia italiana, americana, mexicana o asiática los platos de la llamada “cocina rápida” cosechan gran éxito entre los más pequeños de la casa. Sus originales presentaciones, poder comer con las manos y la infinidad de variedades existentes los convierten en atractivos manjares para niños y mayores. Pero ¿por qué no preparar esta comida rápida casera? Aunque se tarda algunos minutos más en elaborar, no exigen ni demasiados conocimientos culinarios ni un par de horas para hacerla. En un rato podrás tenerla listo. Además, la comida rápida casera es más nutritiva y está elaborada con ingredientes de calidad. Las ventajas no terminan ahí: al preparar estos platos en casa, tenemos el control de qué llevan y qué no y además pueden personalizarse al gusto de los comensales.

Convierte los platos de comida rápida en auténticos bocados gourmet preparando comida rápida casera.

Sin lugar a dudas la pizza es uno de los platos de comida rápida que más gusta a toda la familia. Los numerosos restaurantes de comida a domicilio han convertido a este plato, que nada o poco tiene que ver con su originario en las costas italianas, en una de las estrellas de la comida rápida. Mantiene aún algo de su esencia mediterránea, por ello, es una perfecta alternativa para elaborarla en casa y hacerla más saludable.

Si eres mañoso entre los fogones prueba a hacer tú mismo la masa para que estas recetas sean comida rápida casera cien por cien. Si no te atreves, existen masas precocinadas en el mercado con las que ahorrarás tiempo y trabajo y a las que tan sólo tendrás que añadir los ingredientes. Sea como sea, prueba con una básica como esta pizza margarita o, si eres más atrevido, prepara unas de manera más original como estas minipizzas de salchichón, que además puedes presentar como unos entrantes muy originales.

Otras opciones pueden ser una pizza de setas, beicon y cebolla caramelizada, más elaborada pero con un sabor inconfundible, o una original y auténtica pizza de jamón ibérico, todo un manjar digno de los mejores paladares. ¿Quién dijo que la comida rápida casera no podía ser tradicional?

Puedes preparar comida rápida más nutritiva y a tu gusto con estas ideas

Ir a la hamburguesería es todo un rito en días especiales para las familias con niños. Pero ¿por qué no traer la hamburguesería a casa? Elije la carne que más guste a los pequeños y prepárala como si de una hamburguesa se tratara. Es otra de las opciones de comida rápida casera más popular. Acompáñala con patatas fritas o ensalada, si quieres un plato más ligero y complétala con, por ejemplo, un huevo como en esta hamburguesa.

También puedes elaborar una versión vegetariana y además apta para los que padezcan intolerancia a la lactosa como estas hamburguesas de tofu y soja. En la misma línea puedes probar con una hamburguesa de calabacín, a base de una rica y saludable hortaliza. Por último, te proponemos una receta de hamburguesa de salmón, para demostrar, una vez más, que este tipo de comida rápida casera no sólo se puede elaborar con carne, sino que podemos hacerla con otros muchos ingredientes.

La comida mejicana es otro de los grandes grupos de comida rápida que más éxito cosecha. Las tortitas son uno de los platos más versátiles y que se prestan a más combinaciones. Aquí tienes unas rellenas más ligeras con verduras y magro. Si quieres una versión que sacie más aún, prueba a rellenarlas de carne como éstas con salteado de ternera.

La versión a la española de la comida rápida son los montaditos: bocados llenos de sabor en los que la imaginación no tiene límites. Se trata de un tipo de comida rápida sencilla que se puede preparar en un momento. Entre dos panes o sobre una rebanada, existen multitud de variedades: fríos, calientes, con y sin salsa, con verduras, chacinas, carnes, conservas, etc. El queso es uno de los ingredientes que más se presta a tomar en montaditos. Prueba a tomarlo sólo o acompañado de rúcula o bien con berenjena. Hará las delicias de toda la familia. Y si buscas algo más sofisticado, prueba este montadito de boquerones en vinagre con tomate y paletilla ibérica.

La comida con esencia oriental también se ha hecho un hueco en los menús de comida rápida.

Puedes elaborar, por ejemplo, un rollito de salmón con salsa de yogur a modo de kebab. También los salteados o wok han ganado enteros en los últimos tiempos. Prepara uno auténtico gracias a esta receta de wok de verduras con calamar.

Nuestras propuestas de comida rápida casera

1. Hamburguesa de salmón
2. Minipizza de salchichón
3. Tortitas mejicanas rellenas de verdura y magro
4. Montadito de queso manchego y rucola
5. Hamburguesas de tofu y soja
6. Hamburguesa casera con huevo
7. Tortitas con salteado de ternera
8. Pizza Margarita
9. Kebab de salmón con salmón de yogur
10. Montadito de berenjena con queso manchego y tomate
11. Wok de verduras con calamares
12. Pizza de setas, beicon y cebolla caramelizada
13. Hamburguesas de calabacín
14. Montadito de boquerones en vinagre con tomate y paletilla ibérica
15. Pizza de jamón ibérico