Las Mejores Recetas

Quince postres bajos en calorías

Poder disfrutar de sabrosos postres y no echar por tierra nuestra dieta ni nuestra salud ya no es incompatible. Frutas, cremas, helados, yogur… ya puedes deleitarte con todos ellos sin pensar en la báscula.

Estar a dieta o ser diabético limita, y mucho, el consumo de dulces y de postres. Sin embargo, si elaboramos éstos con unos ingredientes específicos, sustituimos el azúcar por edulcorante y seguimos unos fáciles consejos, podemos disfrutar de auténticas delicatesen sin ningún problema. Aquí van algunas claves maestras.

Cremas sabrosas
Si hay un dulce prohibido en las dietas, por su alto contenido calórico, es la crema. En general, las mousses y otros alimentos de textura cremosa suelen contener nata y mucha azúcar. Por ello son alimentos prohibitivos en dietas. Sin embargo, es posible disfrutar de ellas sin temor a la báscula.

Para tomar fuerzas para la jornada nada mejor que hacerlo con una bebida sabrosa que endulce tu día como esta Moussse de café light. Elaborada con leche desnatada, queso para untar light y edulcorante, entre otros ingredientes, mantiene el sabor y la textura cremosa de una mousse tradicional pero sin las calorías que éstas suelen aportar.

Lo mismo le ocurre a esta Crema de chantilly. El queso de untar light vuelve a ser uno de los ingredientes estrella. Esta vez, combinada con huevo y vainilla, además del edulcorante. Muy fácil y rápida de elaborar, esta crema es idónea para acompañar a los postres, sobre todo a las frutas, y formar así un bocado exquisito.

También como perfecto acompañante de frutas, tartas e, incluso, de budines, puedes optar por esta Crema de limón light. Se trata de un dulce cuyo principal protagonista es el zumo de limón, por lo que aporta numerosas vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidantes muy beneficiosas para el organismo. Además, al haber sustituido el azúcar por edulcorante, de nuevo, este postre puede ser consumido sin problemas por las personas que padezcan diabetes.

Continuamos con el limón pero, en esta ocasión, para elaborar una rica Mousse de limón light con chocolate para la que volvemos a usar edulcorante. En esta ocasión hemos decorado la mousse con sirope de chocolate pero podemos usar cualquier tipo de mermelada, frutos secos, etc.

Tradicionales y sanos
Disfrutar de postres de toda la vida sin saltarse la dieta también es posible. La mejor prueba de ello la tienes en este Bizcocho Light, igual de sabroso que el de siempre pero con la mitad de calorías. La leche desnatada y el edulcorante son las claves de este postre idóneo para desayunos y meriendas. Al no contener azúcar ni harina de trigo vuelve a ser una alternativa sabrosísima para las personas con diabetes, para los celíacos, así como para los que estén llevando a cabo una dieta de control de peso. Eso sí, como en todo, no debe abusarse.

Otro postre tradicional del que se puede disfrutar sin cargo de conciencia es este Flan de coco. A pesar de que ésta es una de las frutas más calóricas, el agua que contiene apenas posee grasa ni calorías, por ello es un producto idóneo para recetas light. Además, esta agua es rica en sales minerales beneficiosas para la salud.

Si eres de los que sienten pasión por el pan, este Budín de pan integral será el postre perfecto. Gracias a la sensación de saciedad que provoca este tipo de pan y a su alto contenido en fibra, que favorece el tránsito intestinal, este postre es un buen aliado para el control del peso. Además, pueden acompañarse de mermelada dietética, y añadírsele ingredientes al gusto como pasas de uvas o cremas bajas en calorías.

Dentro de esta categoría hemos querido incluir al flan de tofu una alternativa más que saludable y nutritiva para conseguir un postre bajo en calorías que, además, nos va a aportar proteínas y hierro.

Frutas muy dulces
La fruta, a pesar de ser un postre muy sano, nutritivo y sabroso, no siempre se toma con facilidad. Los más pequeños de la casa suelen ser los más reticentes a ellas. Aquí te proponemos varias recetas que, además de ser bajas en calorías, son muy sanas y sabrosas.

Una de ellas es esta Ensalada de frutas y yogur, un plato en el que se mezclan frutas como el kiwi, la pera o el melocotón, entre otros, y yogurt. Se trata pues de un postre completo pues a los minerales, fibra y vitaminas que aportan las frutas se suman las proteínas y el calcio que aporta el yogur.

Otra receta es la Brocheta de frutas, un postre muy atractivo visualmente con el que los niños, además de alimentarse, se divertirán. El aporte de vitamina C en este postre es evidente gracias a la presencia de frutas como las fresas y el kiwi.

La gelatina es otro de los postres más dulces que aporta nutrientes pero tiene pocas calorías. En esta receta te proponemos que elabores una gelatina casera de frutas y la acompañes con crema de yogur. ¡Encantará a toda la familia!

Los zumos de frutas son siempre una de las alternativas más saludables a la hora de tomar un postre. ¿Qué tal si mezclamos varias frutas? Prueba con este zumo de manzana, piña y zanahoria, además de ser una fuente de vitaminas increíble, combatirás la retención de líquidos y, sobre todo, endulzarás tus comidas.
El melón es, junto con la sandía, una de las frutas que más contenidos en agua posee (y por lo tanto, menos calorías aporta). Por ello lo vamos a usar para elaborar este postre light: Sopa de melón y menta, un postre refrescante y perfecto para ofercer a tus invitados una bebida dulce muy original.
Helados también light
Para muchos, estar a dieta y renunciar a dulces como los helados es uno de los pasos más difíciles. Ahora que se acerca el buen tiempo más aún. Una opción para seguir disfrutando de ellos es elaborarlos en casa, como este Helado de té verde bajo en calorías. Además de suponer una original forma de tomar esta infusión, es una alternativa a los sabores tradicionales y apenas contiene calorías, aunque sí bastantes proteínas gracias a los huevos con los que se elabora.

Y, si eres de los que prefiere los sabores tradicionales, aquí tienes este Helado de fresa light. Un bocado perfecto para terminar un comida sana, nutritiva pero sin apenas calorías.

Nuestras propuestas

1. Flan de coco light
2. Crema chantilly light
3. Crema de limón baja en calorías
4. Mousse light de café
5. Helado de té verde bajo en calorías
6. Budín de pan integral 
7. Bizcocho light
8. Helado de fresa light
9. Brocheta de frutas
10. Ensalada de frutas y yogur

11. Mousse de limón light con chocolate

12. Flan de tofu

13. Gelatina de frutas con crema de yogur

14. Zumo de manzana, piña y zanahoria

15. Sopa de melón y menta