La calabaza es un alimento que nos proporciona múltiples beneficios. Contiene grandes dosis de vitamina A, beneficiosa para la visión. Además es muy diurética, depurativa y digestiva. Aporta pocas calorías y casi nada de grasa. Teniendo en cuenta todas estas propiedades, ¿quién se resiste a consumirla? Si no sabes cómo incluirla en tu dieta diaria, aquí te dejamos 10 recetas para que la cocines de manera sencilla y variada, tanto en platos dulces como salados, para que puedas elegir según tus necesidades.

Suflé caliente de calabaza

Este soufflé de calabaza, aparte de estar exquisito, es ideal para fomentar el consumo de esta hortaliza entre los más jóvenes, que no suelen hacer demasiadas migas con los vegetales.

Mermelada de calabaza

Esta original mermelada de calabaza es ideal para untar nuestras tostadas por la mañana o para acompañar carnes a la brasa.

Bizcocho de calabaza

Bizcocho de calabaza

Si quieres hacer un bizcocho diferente, prueba con éste. La calabaza, además de proporcionarle un bonito color a nuestro postre, va a enriquecerlo con una buena cantidad de vitaminas y fibra, por lo que resulta un bizcocho ideal para ofrecérselo a los más pequeños durante el desayuno o la merienda.

Flan de calabaza

Este flan de calabaza es realmente sencillo de elaborar y resulta una buena idea como entrante, para deleitar a los invitados en una ocasión especial.