La Cávea

Taberna La Cávea: Buen tapeo en un lugar privilegiado

Por Rolandino

Nombre La Cávea
Dirección Plaza Jerónimo Páez, s/n (  )
Horario De 8.00 a 00.00 Domingos de 8.00 a 16.00
Teléfono 957484532

La Plaza del Museo Arqueológico, plaza de Jerónimo Páez en los papeles, es con seguridad, si no la más, una de las más bonitas de la ciudad; no tan emblemática como la de Capuchinos, ni tan espectacular como la muy descuidada de la Corredera ni, por supuesto, con una ubicación tan neurálgica como la de las Tendillas, su belleza es majestuosa. Representa de modo bastante fiel un cierto estado de cosas de la Córdoba actual: un potencial extraordinario convive con un museo con una colección espectacular y un tirón turístico evidente pero infrautilizado y escasamente conocido incluso por los cordobeses; rincones mágicos cohabitan con edificios singulares cerrados y escasamente cuidados; proyectos empresariales relevantes en marcha se encuentran en grave riesgo y a punto de ser abandonados por la desidia de la administración local. Y también, y nos centramos ya en la hostelería, una poco cuidada estética del mobiliario urbano empleado: la fabulosa terraza de La Cavea, nuestra taberna de hoy y único situado en la plaza, es un ejemplo de ello.
Una de las asignaturas pendientes de la ciudad, cada vez más eminentemente turística y con vocación de atracción del llamado turismo de calidad, es no sólo la razonable ocupación de los espacios públicos por los veladores sino su dignificación y su diseño teniendo en cuenta el valor de los espacios en los que se ubican. Es esta la mayor de la críticas que cabe formular a La Cavea, un lugar magnífico para el tapeo, especialmente en su privilegiada terraza.
Es de agradecer la posibilidad de pedir medias raciones de la mayor parte de los platos de la carta, ciertamente generosas. Entre los entrantes el clásico salmorejo es notable y la ensaladilla es de buena factura, pero la estrella son los boquerones, ya sean en vinagre, fritos o al limón, siempre perfectos estos últimos con buen material malagueño. Encontramos en la carta diversas ensaladas como el tomate aliñado con atún o la tradicional ensalada campera y un imponente surtido de croquetas, de carne, rabo de toro, espinacas, pescado o setas. La oferta de carne es modesta pero bien resuelta y son recomendables los flamenquines así como preguntar por el plato del día, alguno sabroso como las espinacas con garbanzos que nos anticipan la Vigilia.
La calidad del pescado que ofrece se encuentra en un nivel superior: es un buen lugar para degustar recetas sencillas de un pescado de calidad. La carta de vinos es corta pero suficiente para un restaurante orientado esencialmente al tapeo y su servicio es eficaz y servicial. Es un lugar privilegiado para el tapeo de calidad, especialmente en esta primavera que se nos echa encima.