Asador La Perdida

Asador La Perdida: «Las apariencias, engañan»

Por Mentapicada

Asador La Perdida: «Las apariencias, engañan»
Nombre Asador La Perdida
Dirección Ctra. Dos Hermanas – Utrera, km. 2,7. Alcalá de Guadaira (  )
Horario De lunes a domingos de 12:00 a 19:00. Viernes y sábados de 20:00 a 0:00
Teléfono 954739342
¿Tiene barril de Cruzcampo? No
Terraza

«Cocina sofisticada y cocina de producto se unen en esta nueva apuesta»

Fuimos convocados a una de las innumerables comidas de Navidad con la siguiente información “Vamos a un asador de carnes nuevo que ha abierto cerca de Dos Hermanas, que además tiene su propio ganado”. La primera sorpresa fue cuando, esperando típico sitio versión Aljarafe, nos encontramos un espacio muy cuidado, una finca reconvertida en restaurante, muy cuidado en todos los sentidos. Pero la verdadera sorpresa fue cuando abrimos la Carta: aquello no era sólo carne, carne y carne, aquella cocina era mucho más. Era como un resumen de las últimas tendencias gastronómicas: Salmorejo de humo, aguacate, mango y gulas fritas; virutas de foie; pulpo soasado, parmentier y yema. Por no hablar de los fuera de cartas: gyozas, woks, croquetas de pato a la naranja, etc…

Y de pronto nos dimos cuenta de que el cocinero era Gonzalo Mancera, viejo conocido nuestro de Gastrogón, un restaurante de Alcalá de Guadaira que durante algún tiempo nos divirtió con su cocina. Por fin lo entendíamos todo. Y, a partir de ahí nos relajamos y nos preparamos para comer no sólo carne.

Empezamos con unas sardinas marinadas y guacamole sobre pan de queso, más que notables. Continuamos con un exquisito ajoblanco con maruca y huevas de trucha, al que sólo nos hubiéramos atrevido a quitarle los anacardos con miel que llevaban. Nos recomiendan un estrellado de huevos camperos, boletus, pata y morro, excepcional por su sabor, sus ingredientes y el punto.

Y, finalmente nos llega el plato que había sido el motivo inicial de la visita: una charolesa a la brasa de 45-60 días, que ellos mismos crían. Jugosa y sabrosísima y, por fin, realmente “en su punto”. Tienen otra oferta de carnes (black angus, buey gallego de Lyo,…) pero hoy nos decantamos por lo autóctono.

Asador La Perdida en Sevilla
Tienen una buena oferta de postres, a los que Gonzalo también ha dado una vuelta, pero hoy hemos preferido quedarnos con un sencillo coulant de chocolate.

A modo de conclusión, nos hemos llevado una sorpresa más que agradable, nos hemos divertido con la comida, nos han atendido bien pese a ser uno de esos días de lleno absoluto -aunque no se puede tardar treinta y cinco minutos en traer una cuenta- , y todo en un espacio muy agradable, con mesas bien vestidas y cubertería y vajillas cuidadas -sólo no entendemos lo de la servilleta de un papel que da grima-.