Bodeguita Los Caracoles

Caracoleando por El Porvenir

Por Euleon

Nombre Bodeguita Los Caracoles
Dirección Calle Juan Pablos, 18 ()
Horario De 12:00 a 16:30 y de 20:00 a 00:00
Teléfono 954237342
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza

Escuchaba este cronista hace poco la reflexión siguiente: cómo estará la cosa que ya están vendiendo caracoles sueltos. Evidentemente se trata de una exageración pero como esto siga así… Sirva esta hipérbole para arrancar la temporada del marisco arrastrero de nuestras barras al que bien puede aplicársele el refrán de no por mucho madrugar amanece más temprano. Lo decimos porque cada día aparecen antes para demérito de la tapa más emblemática de Sevilla. Los que se han visto hasta ahora son más rifeños que marismeños, más de la Berbería que del bajo Guadalquivir. Y eso se les nota en la capa, el trapío, la romana y ese regusto amargo de quién no ha riscado nunca por los aromáticos hinojales de las cunetas de Lebrija o los palos retorcidos de los cercados de Morón o Utrera.

Cada caracolero tiene un bar de referencia que marca el chupetazo del arranque gasterópodo, a modo del pamplonica chupinazo. Hoy traemos uno nuevo. En realidad se trata de una tasca de toda la vida de Dios que Jose Antonio Zaragoza, abogado y economista, ha reabierto en El Porvenir. Nuestro tabernero titulado es murciano y cuando le vio las orejas al lobo se arremangó y astutamente se hizo con la fórmula secreta de uno de los clásicos bares caracoleros de la Macarena. Una vez descifrada la secreta alquimia del mejunje de clavo, comino, pimienta, nuez moscada, etc., guisa y vende a diario moluscos de bella factura con un aliño de especias realmente clásico. Su caldo es limpio y claro (conseguido con un toque de hierbabuena suave) con un Pero no solo de caracoles vive el tabernero y en esta tasca se despacha un glorioso chipi a la plancha de gran recuerdo en el barrio velo como el de la manzanilla a granel que despacha en botella de La Casera. Tiene el botellín y el tercio Cruzcampo muy frío aunque a veces le falte orden y disciplina en la nevera y alguno no esté a la temperatura adecuada.

Además tiene a diario un guiso destacable como unas papas guisadas a la marinera memorables o un arroz con grano bomba al mismo estilo, glorioso. Volviendo a la concha chupeteable -con perdón de la colonia gaucha- hay que referir unas cabrillas importantísimas con un guiso de tomate Hida fantástico. Papelón de chacinas, con buena morcilla de hígado o de Cártama en su manteca, unos quesos de Sequesa que dan la hora y donde destaca el regio Ronkary y otros fritos como el camembert en palitos. Tacos de jamón o salchichón bellotero y siempre, siempre, algún detalle de cortesía.

La parroquia es muy agradecida para la hostelería, porque a los de este barrio les gusta más la calle que a un político en campaña, tanto que se les podría aplicar aquello de ¿Esta gente no tiene casa?… y de momento les acompaña a diario en sus veladores. Que sigan así.