Botavino

Botavino: «Pecados de juventud»

Por Euleon

Botavino: «Pecados de juventud»
Nombre Botavino
Dirección Calle Virgen del Valle, 4 (  )
Horario De martes a sábado de 13:00 a 0:00. Domingos de 13:00 a 17:00
Teléfono 653133812
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza

«Carmen ya ha demostrado valentía y buen gusto; ahora está dando muestras de talento y profesionalidad»

Sevilla es la ciudad de los expertos. Otra cosa no tendremos, pero expertos… y sin ir más lejos en estos días en los que la gente del norte corre delante de los grises de Partido de Resina, antes “Pabloromeros”. Usted se da una vuelta por esas tascas y bares de la amanecida sevillana y no falta el tío que con el codo en la barra, el zapato de rejilla en el estribo del mostrador y una palomita de anís en la mano dando una teórica sobre la curva de la Estafeta, la Telefónica y la calle Mercaderes; que si los toros en mojado son menos peligrosos, que si no se deben tocar los pitones, que es mejor correr por medio que cerca de las trancas o las paredes… Son los mismos que presencian la maratón desde la puerta del bar señalando con un calentito en la mano la falta de ritmo del keniata de turno.

Ojalá tuviéramos menos expertos de boquilla y más echados ‘pa´adelante’ como Carmen, que otro gallo nos cantaría. La chiquilla de Rafael Deza, de El Bodegón, ha abierto su primer restaurante a la escasa edad de 23 añitos. Y lo ha hecho haciendo honor a su tiempo de vida: un sitio donde el divino tesoro de la juventud florece desde la decoración hasta la comanda. Mucha niña mona pero ninguna sola, porque aquí se reúnen pandillas de gente guapa que ha superado el botellón del “Lipa” y debutan en la buena sociedad del tapeo y el copeo en condiciones. La terraza siempre está llena y también las mesas interiores en lo que parece que puede ser algo más que otra moda efímera, tan propia de Los Remedios.

Botavino en Sevilla

Tiene la cocina en perfecto estado de revista y a la vista, y en ella una buena parrilla para el material de turno: carnes y pescados de buena pinta. Se trabajan las tapas modernas y las habituales, como la presa Ibérica sobre tartar de tomate o las sorprendentes croquetas de la casa, sin olvidar una notable ensaladilla de marisco, las sabrosas mollejas o las correctas papas aliñás. Su chipirón a la plancha es el retorno al sabor de juventud de los que tenemos mas años que una cancela. El servicio también es joven, con todo lo que ello conlleva, pero el rodaje hace la experiencia y ésta, la virtud. Tiempo al tiempo. Haciendo honor al apellido del sitio tienen una carta de vinos de buen nombre y escasa factura, como el Finca Resalso o el Ramón Bilbao, valores seguros a unos precios imbatibles.

Carmen ya ha demostrado valentía y buen gusto; ahora está dando muestras de talento y profesionalidad. No vayan con la lupa y la vara de medir, en cualquier caso. Lo pasarán mejor sumándose a la juvenil diversión que haciendo de crítico avinagrado que para eso ya estamos los expertos. Por cierto: es mejor abrirse en abanico y dejar a los dobladores que hagan su trabajo en los encierros. Se lo dice un corredor sanferminero experto de barra de bar.