Casa Consuelo

Casa Consuelo: «Quien no se consuela aquí…»

Por Euleon

Casa Consuelo: «Quien no se consuela aquí…»

Foto: Vanessa Gómez

Nombre Casa Consuelo
Dirección Plaza Pintor Amalio García del Moral, 1 (  )
Horario De 7:00 a 17:00 y de 20:00 a 23:00. Cierran los sábados y los domingos por la tarde
Teléfono 685580479
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza No

«Aquí lo primero que se oye y que se ve al entrar es el siseo de la olla y a Consuelo entre peroles»

Ea, ya tenemos gobierno del cambio en la Junta. De momento han cambiado las caras -dicho sea sin doble sentido- que no es poco. El tiempo nos dirá si “Juanmamoreno” y “Juanmarin”, tanto monta monta tanto, se deciden por la piqueta de Pavón para desmontar el chiringuito o agarran el paño y el bote de Netol y se dedican a devolver lustre y esplendor al emporio de Casa Susana. El reparto de cargos, gordos, segundos premios, pedreas y algún que otro reintegro ya está casi terminado y la gente en bares y terrazas está pendiente de que el alguacilillo despeje la plaza y el clarín marque la hora de la verdad. Que Dios reparta suerte, por la cuenta que nos trae a todos. que, si no, siempre nos quedará el consuelo de una barra y una Cruzcampo.

Casa Consuelo en Sevilla

Y si hay una casa consuelo de afligidos del hambre de buen gusto esa es Casa ídem, o sea, Casa Consuelo. Uno llega a ese parquecito entre bloques nervionenses buscando desenchufar de las prisas y de las comidas de ojana, y lo primero que oye y que ve es el siseo de la olla y a Consuelo entre peroles. Ole y ole. A cargo de la comanda está Fran, retoño de la Jefa, que responde al arquetipo de camarero malaje, es decir: aplicado en su trabajo, discreto y eficaz.

Como debe ser junto a unas niñas tan atentas como agradables que resuelven la papeleta mejor que bien. El local es sorprendentemente silencioso, cosa que el cronista no sabe si achacar a la insonorización, al tono de voz de sus taberneros o a la devoción casi mística con la que la clientela se entrega a sus platos. Quitando el arrolito “acabaodesalí”, que a juicio del que escribe es la arena de una carta con muchas cales, casi todo lo demás está a un nivel muy alto. Sobre todo los guisos y de entre ellos, los higaditos y los calamares a la riojana (cuando a doña Consuelo le da por hacerlos). No se pierdan su atún mechado en escabeche, que les llevará directamente al Puerto de Santa María sin pagar peaje, ni su pisto de verduras; tampoco sus croquetas de jamón que son más caseras que unas babuchas de paño. Tienen una carta con menú de cuchareo caro por solo 8 euros y otras cosas mas curiositas como el lomo de bacalao con salsa de piquillos y alioli o la torta de Inés Rosales con ahumado de atún o bacalao. Todo lo anterior trasegable con la bendición de una Cruzcampo glacial y bien tirada, que una cosa no tiene por qué llevar siempre a la otra desgraciadamente.

Casa Consuelo en Sevilla

Pues ojalá que nada cambie para que todo siga siendo igual en esta Casa de Consuelo, nunca mejor dicho, en la que reparar nuestras almas sin Almax. Un adiós.