Casa Rafel

Casa Rafel: «Acierto seguro»

Por Mentapicada

Casa Rafel: «Acierto seguro»
Nombre Casa Rafel
Dirección Calle Virgen del Valle, 10 (  )
Horario Abierto de martes a sábado 13:30 a 16:00 y de 20:30 a 23:00. Domingos sólo mediodía
Teléfono 955193809
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza No

«Un buen producto tratado con cariño, inteligencia y mucho sentido común hace de este restaurante una elección incuestionable»

Desde un artículo que leímos a Pantagruel en GURMÉ.es no hemos dejado de acudir a Casa Rafel, un pequeño gran restaurante que abrió donde cerró otro de nuestros establecimientos preferidos de los últimos años, DeÓ. Así que este local, frente a tantos que dicen que están gafados, tiene baraka. Baraka… y ruido, porque el único pero que se le puede poner a este sitio es que es ruidoso haciendo complicado mantener una conversación cuando hay muchos comensales.

Detrás de todo esto hay un cocinero como la copa de un pino y una sala que lleva con elegancia, esmero y eficacia la mujer de Rafel. El resultado del cuidado de la cocina es que cada plato que hemos tomado en las diversas ocasiones en las que hemos visitado esta casa era de notable o sobresaliente. Incluso fríen estupendamente (taquitos de corvina, boquerones al limón, choco….). En definitiva, nada nos ha dejado nunca indiferente. Y ese es el mayor mérito de una carta.

En la última visita probamos tres platos a cada cual mejor. En primer lugar una tosta de conserva de atún rojo sobre hojaldre, acompañada de una tomatada de pimientos francamente bueno. Una locura para los amantes de las conservas caseras. A continuación, tomamos un revuelto de ortiguillas con langostinos y sofrito de ajetes jugosísimo y sabroso. Y el remate vino en forma de ventresca de atún con verduras y patatas al horno en la que aparte de la magnífica ventresca cada verdura parecía cocida individualmente y daba un sabor armonioso a todo el plato. Mientras escribimos este relato, y al recordar su tartar de atún con guacamole de sésamo, nos damos cuenta de que Casa Rafel es de los sitios donde mejor se trata el atún en nuestra ciudad.

De postre se hace difícil decidirse entre su torrija y su hojaldre casero, así que recomendamos pedir ambas y compartirlos.

Nos vamos con una reflexión comprometida ¿No debería este restaurante dar un saltito a un lugar más amplio, mejor insonorizado, aunque sea dentro del mismo barrio de Los Remedios que tan bien los ha acogido? Su cocina, su servicio, y, sobre todo, su clientela, se pueden permitir esta apuesta y convertir así a Casa Rafel en uno de los grandes -ya en todos los sentidos- restaurantes de Sevilla.