Nombre D Culto
Dirección Avenida de la Buhaira, 27 (  )
Horario De lunes a domingo de 12:00 a 17:00 y de 20:00 a 0:30
Teléfono 954426564
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza

«Cambiando el nombre y vistiendo aún más su luminoso comedor, sólo tenían que mantener su destacada cocina para seguir triunfando»

La última vez que estuvimos comiendo en La Espumosa de La Buhaira escribimos un artículo que se titulaba «¿Y si le cambian el nombre?» referido a que no podía tener este restaurante el mismo nombre que la cadena de cervecerías limitadas a cerveza y gambas (sin menospreciar a ninguno de los dos manjares). Y parece que nos han hecho caso y ahora se llaman D Culto, pero lo demás lo mantienen a primer nivel. Bueno, de hecho, han mejorado en otro aspecto que tocábamos aquel día, hace cuatro años, cuando decíamos que «nos atrevemos a sugerir que la velocidad que los camareros tienen en la barra se atempere en el comedor». Y eso también lo han logrado y de hecho nos atendió uno de los mejores camareros que hemos tenido este año en ningún restaurante de Sevilla. Y, por otra parte, han vestido el comedor de manteles blancos, que da gusto verlo. Nos paramos un momento en el asunto camareros: tienen entre barra y restaurante una de las «cuadrillas» más destacadas de Sevilla: eficaces, amables pero distantes, profesionales, rápidos…si acaso como mejora, deberían advertir de los precios de los «fuera de carta» porque alguno se puede llevar un susto con la cuenta final.

Por lo demás ese «susto» es quizás lo que lo diferencia de otros muchos restaurantes. Nos explicamos: D culto aparte de su carta habitual tiene puntualmente una materia prima excepcional, que lógicamente hay que cobrarla. Excelentes gambas especiales, fresquísimo pescado salvaje, sabrosas ostras…

Nosotros, aparte de lo ya mencionado, hemos probado un buen salmorejo, o un salpicón de langostinos que roza la perfección. También se mueven bien con platos con influencias foráneas como unos más que interesantes carabineros en tempura -un descubrimiento- o un contundente wok thai con langostinos, gambas rojas y anacardos – aquí quizás desencanta el sabor del marisco tras probar antes sus gambas especiales, pero así son los precios-.

Fríen bien el pescado y prueba de ellos son unos salmonetes de tamaño intermedios, sin una gota de aceite de más y bien sabrosos.
Y como no todo va a ser pescado, tienen en la carta un capítulo «5J» con todo lo que un cerdívoro puede soñar. Nosotros hemos dado cuenta de su excelente jamón de bellota y del logrado solomillo al Luis Felipe. Y para terminar, y aunque tiene muy buenos postres -especialmente su tiramisú toscano-, hemos preferido hoy pecar con su cuidada tabla de quesos, donde ha reinado el azul de cabra payoya y el brie cremoso.

D Culto sigue conquistando con producto y elaboración los estómagos del barrio de Nervión, pero tiene cochuras para ser uno de los grandes referentes de toda la ciudad.