Restaurante Iki

IKI: «Punto y aparte»

Por Mentapicada

IKI: «Punto y aparte»
Nombre Restaurante Iki
Dirección Calle Luis de Morales, 2. Hotel Los Lebreros (  )
Horario De lunes a sábados de 14:00 a 16:00 y de 21:00 a 0:00
Teléfono 954447495
¿Tiene barril de Cruzcampo? No
Terraza No

«En apenas dos años IKI ha dado un nuevo salto en calidad y servicio en un decidido camino a la excelencia»

Hace dos años les hablábamos en estas páginas de la apertura de este restaurante en los bajos del hotel Los Lebreros. Decíamos que abría de la mano de los propietarios del Matsuri de la Alameda, y decíamos que aún estando a un gran nivel no se acercaba a los míticos de Barcelona y Madrid (Koy Shunka o Kabuki). Pues bien, en nuestra última visita el paso que hemos notado es decidido y en la dirección correcta. El hecho de cerrar Matsuri ha conseguido que lo mejor del equipo – cocina y sala- se concentre en un solo establecimiento para bien de sus comensales y para que los amantes de la cocina y técnica nipona tengan un sitio donde mirarse más allá de los pseudo japoneses que empiezan a proliferar. El servicio ha mejorado muchísimo y consigue que los platos salgan en su momento, sincronizados con la cocina. Por ponerles un pero deben aconsejar mejor en cantidades porque las dos últimas veces hemos pedido más de la cuenta.

El otro capítulo reseñable es la materia prima: la calidad del atún, la frescura del salmón, el punto del arroz.

Cada vez que volvemos probamos sus gyozas, francamente irresistibles y pasadas por la plancha para darle un último toque que las hace únicas. El tataki de atún marinado es otro de los platos que es difícil encontrar quien lo supere en esta ciudad. Original y diferente el calamar al horno con salsa teriyaki. E inmejorables los maki sushi que hemos elegido en esta ocasión: el de atún rojo y espárragos trigueros, y el de cangrejo real y rainbow fish.

El delicioso niguiri de buey nos abre paso a los postres, para disfrutar de una deliciosa combinación de piña y plátano.

En definitiva, cada vez se están aproximando más al significado de IKI -elegancia, sutileza, insinuación-. Y si así es el local -con una decoración cálida y de calidad- ahora también lo son el servicio y la comida. Los precios -elevados, con razón- no tienen que ser un freno sino un acicate para de vez en cuando poder acudir, probar y comparar la auténtica cocina japonesa con otros sucedáneos.