La Casapuerta

La Casapuerta: «Vejer llama a tu puerta»

Por Percebeiro

La Casapuerta: «Vejer llama a tu puerta»
Nombre La Casapuerta
Dirección Calle San Roque, 13 (  )
Horario De 12:30 a 16:30 y de 19:30 a 0:00. Cierra los martes
Teléfono 722199416
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza No

«Precios muy razonables en La Casapuerta, con  platos fuera de carta como los curiosos langostinos panko»

Descubrir de forma casual un buen bar no es fácil para nosotros los barópatas o barófilos, porque exigimos mucho a los pobres empresarios hosteleros. Descubrir un bar en una calle del barrio de la Magdalena por la que uno no había pasado nunca, y que encima sea bueno es como si te tocan primitiva y quiniela la misma semana.

Esto nos ha pasado esta semana con La Casapuerta un bar con una barra incomodísima pero con una cocina comodísima, gestionada por dos vejeriegos de tomo y lomo (de atún y de retinta).

La Casapuerta viene del empuje de estos dos emprendedores, que trabajaban a escasos 200 metros, en el Hotel Colón, y deciden volar y montar su capricho y empezar a disfrutar.

Bar limpísimo, con la barra más incómoda de Sevilla que antes o después tendrán que reformar o dar plataformas a la entrada, en el que hemos disfrutado mucho las veces que hemos ido: primero con su pan, muy cuidado, de la panadería Biga (Rocío y Carlos, también vejeriegos pero de la calle Evangelista), segundo con sus aceitunas y su aceite, y tercero con su cocina. Suelen tener en esta casapuerta de la calle San Roque numerosos platos fuera de carta con sus precios anunciados en la pizarra (nada habitual), además de sus delicias diarias.

casapuerta-sevilla-critica-1

Hemos probado desde una ensaladilla de la casa más que decente, a las abundantes verduras con quinoa (plato interminable), un curioso y buenísimo arroz meloso de lomo en manteca, también muy de aquel maravilloso pueblo, de hecho habrá que ver si el lomo no es del archiconocido Paco Melero. De atún, cómo no, se puede probar de todo (menos un lomo a la plancha como Dios manda): tatakis, tartares…y demás.

casapuerta-sevilla-critica-4

casapuerta-sevilla-critica-5

La ternera, retinta, que es la única que ofrecen, es una raza que suele andar escasa de sabor, por lo que lo potencian muy bien con las brasas, aunque no tan bien con el steak tartar al que añaden helado de mostaza sin demasiado éxito.

Precios muy razonables en este bar y restaurante de mesas y barra alta, de mesas bajas y de platos fuera de carta como los curiosos langostinos panko.

casapuerta-sevilla-critica-3

Sitio para repetir, seguir probando platos, siempre que los guiris que les mandan sus antiguos compañeros del Colón, no hagan decaer el ánimo de estos dos valientes, como ha pasado en otros muchos locales del centro de Sevilla.

Empezaron fuerte para complacer a sus clientes locales y que éstos repitieran, y se han replegado un poco al ver que sin esfuerzo alguno, los guiris llenan sus mesas, y por ende sus carteras, casi por castigo.