Peña Sevillista Eindhoven -La Peña-

La Peña: «En puestos de Champions»

Por Mentapicada

La Peña: «En puestos de Champions»
Nombre Peña Sevillista Eindhoven -La Peña-
Dirección Carlos de Cepeda, 5 (  )
Horario De martes a sábado de 13:00 a 15:30 y de 20:30 a 23:30. Domingo sólo a mediodía
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza

«Todo en La Peña, desde el atún en manteca hasta el chicharrón, está elaborado por ellos. La materia prima y el amor por su trabajo hacen el resto»

Nos habían hablado, no pocas veces, de esta peña pero al final nos hemos encontrado en su mesa por casualidad y casi sin darnos cuenta porque de peña, lo que se dice peña futbolística, a simple vista tiene poco o nada. En una esquina luminosa, un establecimiento sencillo en tonos blancos -como los colores del equipo al que defienden-, con ventanales que recorren todo el comedor y con un gran aparador de los de toda la vida al final del mismo. La carta, más corta que larga, ofrece la opción de tapa en al menos la mitad de las propuestas y medias raciones o raciones en el resto. Hay también “fueras de carta” que cuando cantan deberían venir con el precio incluido para así evitar sorpresas

Nos atiende Andrés, uno de los cocineros que hoy hace las veces de camarero y explica y vende los platos como nadie, así que nos dejamos llevar por él. Comenzamos con unos tomates aliñados de mucho sabor, y con la “mítica” ensaladilla de marísco de la Peña, de la que tanto habíamos oído hablar, muy buena pero no sobresaliente…o sí, pero es que cuando te hablan tanto de “no sabes cómo está la ensaladilla de…” normalmente te la has imaginado tan tan buena que aunque esté estupenda se te viene un poco abajo.
Nos entran por los ojos una empanada salteña que vemos pasar y reconocemos como casera, la masa no nos defrauda, quizás el relleno se nos queda un poco flojo, nos hubiera gustado un poco más fuerte. El pan de Vejer con atún en manteca desmigado está bueno pero es una pena que el atún no vaya entero porque la sensación es de estar tomando un bocata de manteca con tropezones más que el propio atún. Nos sorprende el chicharrón de Cádiz hecho por ellos que es suave, ligero y, en resumen, está buenísimo, el mejor que recordamos. Seguimos con una original presentación de la tapa de choquito con el mini choco entero, bien frito, aunque no demasiado sabroso. Cerramos con media ración de abanico ibérico muy jugoso y rico, presentado de una forma original, a tacos, sobre una plancha que permite mantener el calor de la carne y acompañado de patatas fritas de verdad.

 

Todo, desde el atún en manteca hasta el chicharrón está hecho por ellos. Se preocupan por elaborar cada plato al momento y eso quizás explique que sean algo lentos pero van por el buen camino, y les acompaña además buena materia prima y amor por lo que hacen. Así que esperamos tengan, en su relativamente nueva ubicación, al menos la misma trayectoria que tiene su equipo en la ciudad.