La Tasca del Pintor

La Tasca del Pintor: «Lienzos y tapas»

Por Debarra

La Tasca del Pintor: «Lienzos y tapas»
Nombre La Tasca del Pintor
Dirección Avenida de Finlandia, 5 (  )
Horario De 12.30 a 16.30 y de 20.30 a 00.30
Teléfono 955641334
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza

«Manuel Luna, su propietario, tiene el lienzo en blanco en la terraza exterior. Se coloca los auriculares en las orejas y, de pronto, echa a volar»

El personal estudio de un pintor donde los objetos tienen vida. Eso es esta tasca del barrio de los Bermejales. Un bar en el que la decoración parece hecha con utensilios arrumbados, pero que en realidad pertenecen a una línea estética concreta. Un concepto del orden y el desorden que junto a la luz tenue recrea una atmósfera hogareña para que los comensales se sientan como en casa: botas de vino de las que florecen bombillas en cascada, libélulas de una sola dimensión, un Currito de la Expo. del 92 saludando a los recién llegados. El velo acogedor y surrealista cubre la carta y el espacio, y lo transforma, a simple vista, en diferente.

Manuel Luna, su propietario, tiene el lienzo en blanco en la terraza exterior. Se coloca los auriculares en las orejas y, de pronto, echa a volar. Manuel Luna ya no está aquí, pero el universo en el que se encuentra debe ser parecido a su establecimiento. Un sueño más de Dalí o Van Gogh que de Rembrandt. Con las sutiles pinceladas de la sesión de pintura en directo arranca la cena, que es un muestrario familiar de arte y tapas.

Lo primero en aparecer fueron dos elaboraciones frías junto a una ronda de cervezas, que llegaron heladas y en vaso ancho a medio llenar. Perfectas. La ensaladilla de lombarda y la delicia de Velázquez, hecha a base de patatas cocidas, ventresca, roquefort y pimiento, resultaron adecuadas, pero no geniales. Como un cuadro que gusta en un principio pero en el que no podríamos ver nada nuevo después de clavar nuestras miradas durante unos segundos. Pronto entendimos que la Tasca del Pintor no busca sorprender, sino atraparte en su particular cosmos, aunque todavía tenía mucho que ofrecernos.

Ensaladilla

Ensaladilla de lombarda

La carrillada, que está acompañada por un puré con manteca de cerdo, se deshizo como una nube ibérica en el cielo de la boca. Tierno ¿eh? Y también de lo mejor junto a las salchichas de pollo y pavo revueltas con patatas asadas y mostaza picante. Un plato persistente en su sabor y con ese destello de gracia que todos íbamos buscando.

Salchichas

Salchichas de pollo y pavo revueltas con patatas asadas y mostaza picante

El servicio es otro de los factores que lo hacen único y que convierten a este negocio en una parada recurrente para muchos vecinos de la zona. Su jefa de sala es una cóctel preciso cargado de simpatía. Tiene dosis certeras de profesionalidad y cercanía. Recomienda, sonríe, guía y hace todo lo que puede esperarse de una atención extraordinaria. ¿Con qué seguimos, entonces? Pues con un pan con queso fundido y orégano en la superficie y atún, salsa tártara y pimientos en su interior. Se llama Da Vinchy (escrito tal y como se pronuncia) y es uno de los más solicitados por su clientela. Solo el de carne mechá y torta del casar podría competir con él.

Pan

Pan Da Vinchy

Las telas desnudas del lienzo fueron tomando forma con la carrera inesperada del reloj. La noche avanzaba deprisa y los trazos inconexos de Manuel Luna, el pintor hostelero, cobraban sentido ante los espectadores, que a esta alturas ya estaban flotando en la divertida galaxia que aquí plantean en cada servicio. Una musaka correcta, varias quesadillas de carne poco picante y unos daditos de atún con las conocidas algas wakame como acompañante para cerrar el apetito de nuestros estómagos, que se reservaron una habitación para culminar la cena con una ligera tarta de naranja. Nada es sublime, pero todo resulta encantador.

Tarta de naranja

Tarta de naranja