Papirusa

Papirusa: «De vuelta al ruedo»

Por Mentapicada

Papirusa: «De vuelta al ruedo»
Nombre Papirusa
Dirección Antonia Díaz, 9 (  )
Horario De 12:00 a 00:00
Teléfono 954225385
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza

«Han dado una vuelta a la oferta de una manera creativa y sin abandonar la calidad de producto, su principal emblema»

Volvemos a Papirusa después de algún tiempo. Y Papirusa ya no es el mismo sitio. Ha ido dando paso a un sitio más “jaranero”, más parecido a su otro establecimiento en Kansas City. Quizás han bajado un poco la pretensión, pero desde luego no han descuidado la calidad ni el producto. Le han echado más imaginación y su carta es ahora más abordable y sin lugar a sobresaltos en la cuenta.

Hemos ido tomando de todo sin una idea preconcebida y el resultado es más que recomendable salvo quizás una ensaladilla de gambas que no nos dice mucho, y unas papas rellenas de calamares a la riojana, cuyo nombre promete mucho más de lo que sabe.

Pero el producto que nos llega con el pescado excelentemente frito: boquerones pequeños al limón y chocos sabrosísimos enseguida nos devuelven la tranquilidad. Eso, y unos garbanzos con carrillada y setas -que le aportan casi dulzor al conjunto- y que te habla de buenas maneras en la cocina.

A continuación, un plato que se ha ido imponiendo en algunas cartas como es el carpaccio de gambas, que aquí lo ponen con pistachos y huevas de pez volador y que hoy se les ha quedado un punto más salado de lo deseable. La mayonesa de kimchi que lo acompaña no es necesaria porque el plato en sí está muy rico y equilibrado.

Antes de pasar a mayores probamos dos originales tapas: Inchi, que es un montadito de atún rojo, pimiento frito y huevo de codorniz acompañados de chips (algo así como un serranito de atún) y el Taco tapa, de carne mechada y pico de gallo, en el que sólo falla la torta que al ser muy crujiente se rompe al tomarla. Pero divertidos y exitosos ensayos para mover un poco la carta.

Tras estos dos “entretenimientos” llega el mejor plato de la carta, una lasaña de ragú de cola de toro sencillamente excelente, con unos tomates cortados en cuadraditos y una salsa pesto que le van a la perfección. No podía ser de otra forma encontrándonos tan cerca de la maestranza.

Con una selección de sus cuidados quesos nos terminamos un Finca de los Locos que nos deja, como este restaurante, un gran sabor de boca. Sabor de vuelta a los ruedos.