Pitacasso Bistró

Pitacasso Bistró: «La vida sabe mejor en un pan de pita»

Por El gusanillo voraz

Pitacasso Bistró: «La vida sabe mejor en un pan de pita»
Nombre Pitacasso Bistró
Dirección Calle San Primitivo, 6 (  )
Horario De 13:00 a 16:30 y de 20.30 a 23.30. Cierra domingos y las mañanas de los lunes
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza No

«La visita a Pitacasso es una experiencia distinta a la del típico bar sevillano y de sevillanos»

Situado al final de una bocacalle que sale de la calle Recaredo de Sevilla, se encuentra desde hace no mucho Pitacasso Bistró. Este establecimiento abre como una extensión del primer Pitacasso , el del mercado de la calle Feria, y hay que venir expresamente a buscarlo porque está, literalmente, escondido. Por contra el local es luminoso y sencillo, pero bien decorado.

Pitacasso Restaurante en Sevilla
Con dos cartas distintas en el mismo establecimiento, la estrella indiscutible es la que dedican a los panes de pita con distintos rellenos. El pan de pita de Pitacasso es tierno y ligero y un medio perfecto para llevarse la comida a la boca.

Pitacasso Restaurante en Sevilla
La otra carta es más variada y relaciona platos que funcionan como entrantes antes de las pitas o como refuerzo, tras una pita ligerita.

Pitacasso Restaurante en Sevilla
De entrante pedí hummus rosa y papas «bravas» y lo pongo entre comillas porque eran más bien mansas, lo cual sorprende de un restaurante de comida mediterránea con abundancia de especias. Podrían arriesgarse un poco más en mi opinión con las especias, y lo dice uno que de picante lo justo. El hummus rosa en cambio fue un acierto. Un hummus de remolacha de textura suave y consistente pero ligero al mismo tiempo que junto al pesto de albahaca y el queso feta hacían un aromático bocado. El hummus, como no, acompañado de su pan de pita. Acabamos el pan de pita antes que el hummus, pero no hay que preocuparse porque en la carta se puede encontrar sólo el pan de pita para pedirlo por porciones.

Pitacasso Restaurante en Sevilla Pitacasso Restaurante en Sevilla

Luego llegaron las pitas. Empezamos con una llamada Pitacasso de ternera, que está rellena de kefta de ternera, picadillo y salsa tahini, pero además pedí de complemento berenjena frita. Y es que puedes complementar tu pita con berenjena frita, queso feta o más salsas. La pedí sin saber qué esperar pues no había probado nunca el kefta de ternera. Está realmente bueno, es una combinación de ternera picada con una mezcla de especias. Creo que la estropeé un poco con la berenjena. Aún así es una pita muy sabrosa y con un sabor a especias muy intenso que con el picadillo remata con un frescor muy agradable.

Pitacasso Restaurante en Sevilla

La pita de Falafel Rojo creo que es con la que me quedaría si sólo pudiese elegir una, que afortunadamente no fue el caso. El falafel estaba especiado perfectamente y no le puedo poner ninguna pega. Un plato para repetir.

La PitaPica tiene pollo macerado en picante casero, bacon, lechuga y mayonesa sufría el mismo problema que las bravas: muy bien la pita pero no encontré el «Pica». Y eso que lo pedí picante. De todas maneras, comerme la pita no me supuso ningún esfuerzo, pues salvo el picante es una gran pita.

La Cheesepita no debí haberla pedido. ¿En qué momento decidí probar una pita de parmesano, bacon, tomate lechuga y mayonesa en un sitio con una comida tan variada? Que no se me malentienda, la pita estaba buena, pero si se viene a este sitio hay opciones mucho más divertidas.

Volvemos antes de terminar a la carta de entrantes y platos, rematando con el pollo al curry, al que, cómo no, le faltaba un toque de picante y el arroz podría haber sido cocinado con la salsa porque quedó un poco insípido. Pero son sólo pequeños detalles. El pollo estaba jugoso y la salsa era sabrosa.

Pitacasso Restaurante en Sevilla
Cuentan con una seleccionada oferta de vinos españoles y extranjeros y, en concreto, un vino verde portugués de la casa que no decepciona. Y llama la atención el autoservicio, que funciona muy bien y tiene sentido, ya que sólo hay tres personas al cargo del restaurante. Pero tres personas que además son propietarias y llevan el local con cariño y atención al detalle.
Pitacasso Restaurante en Sevilla Pitacasso Restaurante en Sevilla
El final de la comida no fue especialmente dulce, pues no sirven postres ni nada que se le asemeje. Pero tampoco le doy gran importancia porque aunque me hubiera gustado algún postrecillo acabé con el estómago lleno y feliz.

La visita es una experiencia distinta a la del típico bar sevillano y de sevillanos, y consigue meternos en una cultura foránea de la mejor manera posible: sentados a su mesa.