Restaurante Sibuya Urban Sushi Bar en Sevilla

Sibuya Urban Sushi Bar: «El sushi que sabe»

Por Euleon

Sibuya Urban Sushi Bar: «El sushi que sabe»
Nombre Restaurante Sibuya Urban Sushi Bar en Sevilla
Dirección Calle Albareda, 10 (  )
Horario De 13:15 a 16:00 y de 20:30 a 0:00
Teléfono 954035030

«Local, amable y forrado en madera que dota de una acústica mas oriental que latina a Sibuya Urban Sushi Bar»

Decía Serrat que a menudo los hijos se nos parecen. Ojalá nuestros hijos se nos parecieran en el amor al menudo, a las manitas, la sangre ‘encebollá’ o los riñones al jerez. Y es que, si usted tiene un vástago aficionado a la casquería, usted tiene un tesoro. Nuestra descendencia viene con un conocimiento de la cocina exótica que echa para atrás, mientras la tradicional la tienen más que olvidada. Uno, que prendido del amor paternal suele ir conducido de vez en cuando por esa pareja de la “Benemérita del amor” que son sus hijas al asunto japonés, no acaba de cogerle el truco al sushi. Hasta ahora -salvo escasas ocasiones- el cronista percibía la tapa nipona como una bola de arroz en blanco pasado de cochura y soso, con una anchoa en lo alto. Mas o menos. Y encima con una torpeza disléxica a la hora de manejar los rehiletes de comer a riesgo de saltar el ojo al vecino. Pero hete aquí que, ya digo que casi a rastras, nos conduce la familia a uno nuevo, Sibuya Sushi Bar en Sevilla. De momento con bulla, porque conseguir mesa aquí es la muerte a pellizcos en esta Sevilla de la novedad. Local, amable y forrado en madera que le dota de una acústica mas oriental que latina, lo que se agradece bastante para la concentración samurai a la hora de aplicarse al cuento.

La experiencia empieza con unos agradables edamame que son como unas habitas de aperitivo a modo del hispalense altramuz (shoshito). Hay que decir que el servicio es amable y atento sin acosar, lo que resta impersonalidad a un restaurante de cadena donde el empleado más oriental es de Almería o de Sevilla Este como mucho. Los uramakis Carpe Diem, que son de mango, queso y cebollino con atún en salsa de miel y mostaza, sirven de comienzo. ¡Por fin un sushi con sabor! Para animar la cosa, recomendamos los Flamed Roll que es un sushi flambeado con vodka. De ellos quédense con el Bata Furabe de pez mantequilla, cebollino y salsa de anguila. De nuevo una explosión de gusto. Si usted tiene buen saque, dele al Sake Sibuya que son unos rollitos de salmón con aguacate, fritos en tempura de panko y salsas teriyaki y chili. Otra vez vuelve el dejillo a la boca. Ahora, un sushi más clásico, el Sibuya Roll que lleva atún en tempura, aguacate cubierto de mayonesa de chili y cebollino. No se vayan sin probar los noodles Kinoko Udon (fideos gordos) salteados con setas, anacardos y soja dulce. Realmente sabrosos. Para rematar la excursión por el país del Sol Naciente les recomendamos un postre: Mochis (suaves bolas de crema de arroz) con helado de vainilla.
Si el lector es un clásico sevillano, a estas alturas nos habrá despedido con un “¡Tekieiyá!” pero si gusta de lo exótico bien presentado y atendido, aquí tiene su casa. Sayonara, amigos.