Nombre Baco Borbolla
Dirección Avda. de la Borbolla, 12 (  )
Horario De lunes a sábados de 13:00 a 0:00h. Domingos de 13:00 a 16:30
Teléfono 954536550
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

«La carta reúne toda la retahíla de formas en las que se puede presentar al sevillano pez nacido en Noruega»

Al hilo de una entrevista escuchada en el programa estrella de COPE Sevilla, Saeta, dirigido por Paco Robles, porfiaba un servidor con unos amigos acerca de cuál tapa puede considerarse auténticamente sevillana. Al final, por aquellas cosas de la democracia, se impuso en el sufragio el adobo como seña de identidad del mostrador hispalense. Algo en lo que, quien estas patrañas tabernarias escribe no está de acuerdo ya que, en mi humilde opinión, son las espinacas con garbanzos las que se llevan la palma en sevillanía. Otros de la misma reunión sostenían que es el pavía -y más concretamente el de bacalao- el que corta el ídem como insignia de la tapa de esta ciudad. Como ven no nos ponemos de acuerdo ni en las cosas de comer, que son las verdaderamente importantes.

Y hablando de uno de los estandartes de la vigilia cuaresmal como es el gadus morhua, más conocido por estos lares como ‘Bacalati’ (a secas o con ‘tomati’), no podemos dejar pasar la casa Baco y en este caso la sucursal que tienen extramuros, en La Borbolla.

La carta de Baco Borbolla reúne toda la retahíla de formas en las que se puede presentar al sevillano pez nacido en Noruega: frito, ‘encroquetado’, en tortillita y por supuesto en Pavía; en este caso con una presentación nada machista, en forma rectangular, pero no por ello menos sabrosa y bien frita. Si nos salimos de harina, lo ponen también en revuelto, al ajo confitado, al pil pil y cómo no, en tomate. Todo impecable, como no puede ser de otra manera en vigilia…

Además de un local, pulcro y amplio, con una terraza bastante acogedora gracias al soportal que la soporta, Baco Borbolla tiene un personal inmejorable: correctamente uniformados con corbata y chalequillo, atienden de usted y aconsejan sin atosigar, pero pendientes con el rabillo del ojo al nivel del vaso y plato del cliente para llenar y comandar.

Cambiando de palo, aparte de una más que correcta ensaladilla, tienen una punta de solomillo ibérico con papas panaderas y su ajito que va muy bien con un catavino de amontillado o con la Cruzcampo perfectamente tirada que ponen aquí. Por cierto, y antes de irnos con el viento fresco de estos días, no me quiero dejar en el tintero unas alcachofitas frescas a la parrilla con jamón del bueno que tienen pecado mortal… ¡Y tienen espinacas con garbanzos, que esa sí que es una tapa auténtica de Sevilla!, ¿verdad que sí, don Fernando Pérez y compaña?