Nombre La Antojería Grill
Dirección C/ Valparaíso, 2 (  )
Horario De 12:00 a 1:00
Teléfono 955126646
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza

«Para mayor abundancia en la autenticidad de lo que venden, cuentan con un horno de carbón vegetal que denota el último toque de sabor a la carne»

Si hay dos productos verdaderamente maltratados por la gastronomía moderna, esos son la pizza y la hamburguesa. Viajen ustedes a Italia y prueben una pizza como Dios manda, verán que nada tiene que ver con esas groseras tartas, recargadas de recortes de jamón del chungo y chorreantes de queso derretido sobre una masa chiclosa o acartonada que nos despachan in situ o a domicilio. Con la hamburguesa pasa tres cuartos (de libra) de lo mismo. Los cebaderos industriales de comida rápida y barata le han dado al filete picado de vaca más mala fama que tenía el Vaquilla, nunca mejor comparado. Al igual que lo escrito anteriormente para la pizza, solo hay que darse una vuelta allende Carmona para comprobar la calidad que puede adquirir el filete llamado ruso en España, de origen alemán y puesto de moda en América. Afortunadamente está surgiendo desde hace tiempo una corriente de dignificación del producto. Son las llamadas hamburgueserías “gurmet” con productos “premium”. La que hoy traemos a la pizarra es la última creación del grupo T2 Restaura a cuya cabeza figura el empresario Paco Artacho, alma ‘páter’ de La Auténtica y La Antojería. Sus hamburguesas están elaboradas con carne recién picada de ternera nacional, guarnecidas con patatas de la variedad Agria procedentes del campo andaluz, que son las fetén para freír (la Mona Lisa, para cocer).

Hasta el pan es de masa madre elaborado por ellos, como sus ensaladas hechas con verduras de ‘kilómetro cero’ como se llama ahora al huerto local. Y para mayor abundancia en la autenticidad de lo que venden, cuentan con un horno de carbón vegetal que denota el último toque de sabor a la carne. El local es tan elegante como fue el de La Mar Canalla porque es el mismo. Tienen un grifo de Cruzcampo al que saben sacar todo su provecho de fuerza y frío, y cervezas artesanas Desiderata, para los más aventureros. A cargo de la ‘leña’ está Antonio Moreno, cocinero (prefiere que le llamen chef ejecutivo) que trabajó en la estrella Michelin El Cenador de Amós. Servidor de ustedes les recomienda la de ternera, acompañada de cheddar, queso azul, parmesano lechuga y mermelada de tomate, pero para elegir hay, desde queso californiano Monterrey a la costilla de cerdo deshuesada. Todo realmente bien presentado y elaborado, porque no han dejado ni un detalle al azar, como su café de Brasil Imperiale o su tarta de zanahoria casera. Hasta para el necesario tónico de postre gastan la ginebra Norde’s de Atlantic Galicia de Osborne.

Con sitios así cualquiera se hace americano… ¿o no?