Noor Mahal

Noor Mahal: «Un mundo por explorar»

Por Mentapicada

Noor Mahal: «Un mundo por explorar»
Nombre Noor Mahal
Dirección Calle Tabladilla, 2 ()
Horario De miércoles a domingo de 12:30 a 16:00 y de 19:00 a 0:00
Teléfono 602107827
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza No

«Noor Mahal abre una oportunidad amable para adentrarse en la cocina hindú, sin riesgos ni para el estómago ni para el bolsillo»

Leíamos hace no mucho en GURMÉ Sevilla que había llegado una nueva moda a la ciudad, la de los hindúes. Con los restaurantes de cocina internacional ocurre que muy pocos hacen de verdad justicia a la comida de sus países de origen unas veces por los conocimientos de los cocineros, otras por la dificultad de encontrar materia prima autóctona. De esa generalidad quizás se salvan en nuestra ciudad algunos restaurantes italianos, uno japonés, otro francés, un peruano, un mejicano, quizás un argentino y pare usted de contar. Y entre las gastronomías foráneas que llegan, señal inequívoca de la globalización y de los erasmus de nuestros hijos, últimamente hemos conocido coreanos, marroquíes y, ahora hindúes. Este restaurante que traemos hoy a nuestras páginas no es ciertamente el Noor Jahan de Londres, pero no es un mal comienzo para acercarse a una cocina tan distinta a la nuestra.

Lo primero que te llama la atención es que la carta es larguísima, pero realmente son los mismos ingredientes (pollo, cordero, gambas o vegetal) y lo que cambian son las salsas (muy bien descritas en su carta y que van desde las suaves a las picantes). Aparte unos entrantes (vegetarianos o de carne) y unas especialidades completan la carta.

Noor Mahal

En las visitas que hemos realizado hemos empezado probando siempre su pan (más bien tortas), de las que tienen más de diez variantes, en concreto muy bueno el Naan de Queso. Y el arroz con el que hemos acompañado los platos es correcto, tanto el basmati como el pulao (con azafrán y otras especias). Buenas también las Samosas de carne, una especie de empanadillas rellenas de carne picada. El plato que más nos gustó fue el Kashmiri gosht, un cordero tiernísimo cocinado en una salsa de tomate, frutas, frutos secos y cilantro. Al lado de este plato, la Tikka de pollo (pechuga deshuesada, marinada con especies y asada) pasó un poco desapercibida, pero estaba más que correcta.

Pinchamos con las Gambas Jalfrazi porque al no tener sabor, y el curry ser medio fuerte, la combinación no funciona. Algo parecido pasó con los King Prawns (langostinos) que estaban demasiado hechos, aunque la salsa que le acompañaba era más que reseñable.

Noor Mahal

Como decíamos, Noor Mahal supone una buena forma entrada para conocer esta cocina, y perderle el miedo a lo distinto, aunque la sala sea algo ruidosa, con estética kitsch, como de película de Bollywood, pero con un servicio amable y rápido (salvo que te coloquen en la sala escondida al final y no te vean).