Tabalá

Tabalá Taberna Ibérica: «Siempre nos quedará jabugo»

Por Euleon

Tabalá Taberna Ibérica: «Siempre nos quedará jabugo»
Nombre Tabalá
Dirección Calle Juan Sierra, 7 ()
Horario De lunes a sábado de 7:00 a 16:30; jueves, viernes y sábados abren también de 20:30 hasta las 0:30. Cierra domingos
Teléfono 697567391
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza No

«¿Se imaginan que Cortegana o Jabugo iniciaran una declaración unilateral de independencia?. ¡Eso sí que sería un desastre!»

Somos muchos los que observamos la deriva de la independencia con preocupación. A la posible salida de lo que hoy conocemos como España de Cataluña y sus regiones colindantes se le pueden unir dentro de nada las provincias Vascongadas y Galicia. Amenazan los asturianos y aragoneses con seguir el mismo camino ya que, como es bien sabido, nada les une con el reino de España y su historia. Una pena que resulta menor si pensamos el verdadero desastre que podría suponer que la chispa del separatismo prendiera también entre la cabaña porcina de la sierra de Huelva. ¿Ustedes se imaginan que Cortegana o Jabugo iniciaran una declaración unilateral de independencia? ¿O que Aracena, Cumbres Mayores, Jabugo o El Repilado comenzaran un “procés” para coger carretera y manta? ¡Eso sí que sería un desastre!

Menos mal que de momento esto no va a pasar y que gente como los jabugueños de Tabalá mantienen abiertas sus dos embajadas de la buena pringue en Sevilla. La de Buhaira es la que viene a esta página con su moderna decoración y sus guiños a las novedades gastronómicas como el carpacho de manitas con aceite de boletus o el ravioli crujiente de sobrasada y miel, creaciones de su chef, Mané Morente.

Miren, hay muchas cosas buenas que pedir en esta casa, pero el que les escribe siempre se pide un plato de jamón de bellota para empezar a hablar. Porque estamos en esos días en los que los perniles empiezan a sudar mas que un implicado de los EREs en el juzgado y eso trasmina el veteado músculo del guarro, fundiéndose en la boca con un aroma incomparable. Ni que decir tiene que aquí saben cortar el producto, ya sea paleta, caña de lomo o el excelente salchichón Cuyar.

A la Cruzcampo, servidor, la encuentra floja de fuerza y eso es algo que sucede en sitios de grasa ya que ésta es la principal enemiga de la espuma y “contamina” los vasos de tal manera que no hay detergente que pueda con ella. Eso se arregla pidiendo un tinto para acompañar alguno de los pepitos, por ejemplo, tanto el Tabalá (presa y jamón) o el rondeño (presa mechada). Tiene fama el “escombro” que es un revuelto con pedacitos de chacina al que acompaña un huevo de codorniz.

El personal de las proximidades acude a la llamada de sus desayunos o del menú diario, que suele ser un potente y asequible guiso de cuchara como el potaje de garbanzos con jamón o la fabada ibérica. Todo muy bien atendido por gente del negocio, seria y profesional que sabe que el tiempo es tan valioso como el producto cuando de comer en la calle se trata.

Y si usted no sabe aún que es una tabalá, yo se lo digo aquí tal y como a mí me lo dijeron allí: una loncha de jamón encima de una rebanada de pan, según el hablar de la Sierra de Aroche. Toma ya identidad cultural, Puigdemont…