Puratasca

Puratasca: «A cámara lenta»

Por Mentapicada

Puratasca: «A cámara lenta»
Premio Gurmé 2016 del Jurado al Mejor Bar de Cocina Creativa
Nombre Puratasca
Dirección Numancia, 5 (  )
Horario De lunes a sábado de 13:00 a 16:00 y de 20:30 a 0:00
Teléfono 954331621
¿Tiene barril de Cruzcampo? No
Terraza
Premio Gurmé 2016 del Jurado al Mejor Bar de Cocina Creativa

«La mejor cocina sevillana siempre se ha escondido en espacios escasos de metros, pero rebosantes de talento»

Leíamos la semana pasada en GURMÉ que Puratasca, uno de los epicentros de la nueva cocina sevillana, está rescatando parte de sus recetas tradicionales con motivo de su décimo aniversario. Basta leer los mencionados platos para ir corriendo a “retomarlos”, porque si en algún sitio nos quedarán siempre neuronas es en el sentido del gusto: foie casero con chutney de piña ahumada y pan de especias, fideos de soja con pato y verduras. bacalao en tempura con tomate frito casero, ragú de salmón teriyaki con crema de queso Idiazábal. cordero a baja temperatura glaseado sobre guiso de trigo sarraceno y bolas de Retinto ecológica sobre parmentier de patatas al Jerez.

Lo mejor de la cocina de Raúl León desde que EULEÓN nos la descubriera en estas páginas hace diez años, es que evoluciona a cámara lenta, sin alaracas y cuando echas la vista atrás todo tiene un sentido. En cada visita descubres una nueva vuelta de tuerca, valoras un nuevo riesgo culinario al que se han enfrentado y vuelves a admirar la presentación que se le da a un plato.

Junto a los platos arriba mencionados, sigue siendo imprescindible empezar por sus mejillones en escabeche de curry y mango, y seguir dándole sitio a su forma de entender la ensaladilla. Y la que tienen “de guiso de pollo” a la que añaden pepinillo, cebolla morada, mayonesa de mostaza y miel no por más atrevida es menos deliciosa.

Las alcachofas confitadas, corazones laminados presentados en un original cuenco de cristal con aires psicodélicos setenteros y en la que la estrella es una vinagreta imposible de mejorar que lleva hortalizas, tomate seco y perlas de mozzarella.

Fachada del Bar Pura Tasca

Fachada del Bar Puratasca

Muy buenos también sus pappardelles saltedos, con panceta ibérica, setas, cebolla y calabacín. Y como siempre en esta casa es preceptivo tomar cualquiera de sus recetas que contenga tomate, en este caso el que acompaña a un bacalao frito en tempura y donde, como siempre, vuelve a ganar el primero.

Su cuidada selección de quesos nos sirve de postre en este humilde homenaje a este pequeño gran establecimiento que, pudiendo hacerlo, “no tiene sucursales”, ni falta que les hace. Y es que, como siempre ocurre en nuestra ciudad, la mejor cocina sevillana siempre se encuentra en espacios donde escasean los metros y los lujos, pero rebosa el talento.