Zoko Sevilla

Zoko: «Atún canalla»

Por Mentapicada

Zoko: «Atún canalla»

Foto: Vanessa Gómez

Nombre Zoko Sevilla
Dirección Calle Marqués de Paradas, 55 (  )
Horario De lunes a domingo de 13:00 a 17:00 y de 20:00 a 0:00
Teléfono 954963149
¿Tiene barril de Cruzcampo?
Terraza No

«Calidad indiscutible y creatividad acertada en un espacio y ambiente más que no te dejan indiferente»

La competencia siempre es sana y poco a poco van llegando a nuestra ciudad sitios especializados en el manjar de moda, el atún rojo. La Sal, que fue el primero, abrió el camino y después llegarían Bolonia y Parpatana. Y hace algo más de un año llegó este Zoko. La palabra Zoko nos traslada mentalmente al desorden de un mercadillo árabe, y lo cierto es que no es muy diferente al ambiente que te encuentras al traspasar las puertas de este pequeño establecimiento: decoración disruptiva, mezcla confusa entre mesas altas y bajas, música alta, informalidad en las personas de atención en sala –agradables hasta que abusan del tuteo y del toqueteo- enmascaran una cocina seria, con un buen producto y razonablemente distinta. Es decir, Zoko no es el sitio para llevar a cenar a tus suegros el día que van a conocer a tus padres; de hecho, está más cerca del sitio donde divertirte en tu despedida de soltero.

La carta, como no podía ser de otra forma, está dirigida por el atún, y no por uno cualquiera: viene con marca Gadira que aparte del rollo de la sostenibilidad y de la ultracongelación lo que es cierto es que suministra a los restaurantes el corte preciso para sus necesidades.

En nuestra visita hemos probado un original salmorejo con virutas de mojam y polvo de jamón, un sorprendente y delicioso arroz “japo”, que consiste en unas gyozas, un salteado de arroz en medio y un fondo de caldo que juntos combinaban perfectamente. En el apartado de atún probamos sus deliciosos “nems” de atún, que para entendernos es parecido a los rollitos de primavera, con salsa agridulce especiada incluida. La ensalada de ventresca de atún a la sal es muy recomendable y terminamos el capítulo túnido con su “pornografía de atún salvaje de almadraba”: este plato consiste en diversos cortes de atún preparados cada uno de una manera. El resultado general es notable, gracias a la calidad del atún. El sashimi y el tataki incontestables, el arroz del niguiri tenía el aderezo de azúcar y vinagre demasiado marcado y al tartar sobre la lima le sobraban, en nuestra opinión, el cilantro y el sésam, o, mejor dicho, no lo necesitaban.

zoko

Terminamos con un aceptable lingote de rabo de toro, deshuesado, que -las comparaciones son odiosas- sólo nos hizo dudar de si deberíamos haber pedido más atún.
Lo dicho, una plan estupendo para pasar un rato divertido, comiendo bien y con una estupenda atención – que es distinto a un buen servicio-.