Recetas

Albóndigas de pollo en salsa de apio

Si la salsa queda muy espesa, podemos añadir un poco más de agua o caldo de ave.
Para las albóndigas: 1 kg. de carne picada de pollo, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, pimienta negra, nuez moscada, harina, aceite de oliva y sal. Para la salsa de apio: 250 gr. de apio, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 1 patata, 1 cucharada de mantequilla, 1 cucharada de aceite de oliva, pimienta blanca y sal.
Calorías 166 kcal / 100gr
Proteína 19.8 gr / 100gr
Grasa 9.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Ahora os presentamos una receta de albóndigas de sabor muy suave, tanto por el contenido de las mimas: carne de pollo, como por la salsa de apio que las acompaña. Esperamos que os gusten.

Albóndigas de pollo en salsa de apio

 Así lo cocinamos

Para hacer las albóndigas, ponemos en un bol la carne picada y le añadimos la cebolla y los ajos muy picaditos. Salpimentamos y añadimos una pizca de nuez moscada. Lo mezclamos todo bien.

Hacemos bolas con esta masa y las pasamos por harina. Las freímos en aceite bien caliente y, cuando estén doradas, las vamos sacando y escurriendo sobre papel absorbente.

Por otra parte preparamos la salsa. Para ello, limpiamos el apio y lo troceamos. Picamos también la cebolla y la minamos los ajos.

Calentamos una cucharada de aceite y otra de mantequilla en una olla. Echamos los ajos, la cebolla y el apio y lo rehogamos todo durante 10 minutos. Añadimos la patata troceada, cubrimos con agua y salpimentamos. Cocemos durante 15 minutos. Retiramos del fuego, lo pasamos por la batidora y lo colamos después, para obtener una crema fina.

Volvemos a ponerla al fuego y metemos las albóndigas en esta salsa para darle un último hervor.

 Trucos y Consejos

Si la salsa queda muy espesa, podemos añadir un poco más de agua o caldo de ave.

 Información Nutricional

La carne de pollo es la más indicada para preparar albóndigas, ya que no posee apenas grasas y su sabor es suave. Hay que tener en cuenta que las albóndigas se preparan fritas, por lo que conviene escurrirlas muy bien para no agregar calorías innecesarias a la receta.

Por otra parte, hay que destacar que el apio, además de sus efectos cardiovasculares, tiene un gran efecto depurativo y alcalinizante. Combate la presencia de ácido úrico y otros residuos del metabolismo y favorece la eliminación de líquidos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina