Para potenciar el sabor de este plato, sustituye el agua por caldo de pescado
½ kg. de Arroz SOS Redondo
½ kg. de bacalao
2 tomates
1 cebolla
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
3 dientes de ajo
1 ramito de perejil
unas hebras de azafrán
un vasito de aceite de oliva
pimienta
1 clavo
1 litro de agua y sal
Calorías 315 kcal / 100gr
Proteína 75 gr / 100gr
Grasa 1.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

El Arroz SOS Redondo con bacalao es un guiso tradicional que resulta ideal para personas que no consuman carne.

Arroz con bacalao

 Así lo cocinamos

Para elaborar un Arroz SOS Redondo con bacalao colocamos en una cazuela un poco de aceite de oliva y hacemos un sofrito con la cebolla, los pimientos y los dientes de ajo, todo muy picado. Rehogamos durante unos minutos y echamos los tomates pelados y picados, la sal y un poco de pimienta. Rehogamos durante cinco minutos y añadimos el bacalao previamente desalado y troceado. Rehogamos diez minutos e incorporamos el arroz, el clavo y el azafrán previamente machacados en el mortero, y el perejil picado. Rehogamos durante dos minutos y agregamos el agua. Dejamos cocer a fuego medio durante veinte minutos. Apartamos del fuego, dejamos reposar el arroz con bacalao unos minutos y servimos.

 Trucos y Consejos

Para potenciar el sabor de este plato, sustituye el agua por caldo de pescado.

 Información Nutricional

El azafrán se ha utilizado ampliamente para dar sabor a los alimentos y como colorante de telas en los países subdesarrollados y entre los artesanos, pero además posee propiedades medicinales que incluyen su uso como sedante, expectorante, afrodisíaco y diaforético (para inducir el sudor).

Gracias al magnesio que contiene ayuda a mantener estable el ritmo cardíaco y la presión arterial. El potasio, junto con el sodio se encargan de regular el balance ácido-base y la concentración de agua en sangre y tejidos. Por su parte, el hierro facilita la síntesis de hemoglobina, colaborando en la renovación de las células sanguíneas y posibilitando el transporte de oxígeno desde los pulmones hacia los diferentes órganos, como los músculos, el hígado, el corazón o el cerebro. El fósforo contribuye a mejorar la mejora de determinadas funciones de nuestro organismo como la formación y desarrollo de huesos y dientes y la secreción de leche materna.

El azafrán también posee fibra, calcio, ácidos grasos poliinsaturados y vitamina B2. El aporte de vitamina B6 favorece la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas, interviniendo, asimismo en la síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas y colaborando en el mantenimiento de los sistemas nervioso e inmune en perfecto estado.

Es un alimento con un significativo aporte de vitamina C, con propiedades antioxidantes que ayudan a neutralizar los radicales libres y a eliminar determinadas sustancias tóxicas, reduciendo la probabilidad de desarrollar cáncer; contribuye a la cicatrización de heridas y quemaduras, mantenimiento de cartílagos, huesos y dientes.

La vitamina B9 contribuye a la formación de células sanguíneas y glóbulos rojos, ayudando a prevenir la anemia y a mantener sana la piel.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina