Para darle un toque diferente, podemos añadir queso parmesano rallado al arroz cuando esté cocido, dejándolo reposar unos minutos para que el queso se funda.
400 gr. de arroz Brillante Sabroz
1 calabacín grande
2 berenjenas
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 pimiento verde
200 gr. de tomate triturado
800 ml. de caldo de verduras
perejil
aceite de oliva y sal
Calorías 366 kcal / 100gr
Proteína 26.6 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 81.6 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Un jugoso plato de arroz con verduras es lo que os proponemos con esta receta. Es fácil de preparar y muy saludable.

 

 

Arroz con berenjenas y calabacines

 Así lo cocinamos

Picamos la cebolla y los ajos y los sofreímos en una paellera con aceite de oliva.

Lavamos bien el calabacín, el pimiento verde y las berenjenas, los cortamos en daditos y los añadimos a la paellera. Rehogamos un par de minutos y añadimos el tomate. Continuamos rehogando unos minutos más.

Añadimos el arroz Brillante Sabroz, removemos bien y echamos el caldo de verduras. Ponemos a punto de sal y dejamos cocer a fuego medio hasta que se haga el arroz. Espolvoreamos con un poco de perejil picado y dejamos reposar unos minutos antes de servir.

Las recetas de berenjenas son muy saludables y nutritivas, y además están riquísimas. ¡No dejes de añadirla a tu menú!

 

 

 Trucos y Consejos

Para darle un toque diferente, podemos añadir queso parmesano rallado al arroz cuando esté cocido, dejándolo reposar unos minutos para que el queso se funda.

 Información Nutricional

El arroz es una buena fuente de hidratos de carbono complejos en forma de almidón. Las verduras que lo acompañan son una excelente fuente de vitaminas y minerales, así como de sustancias con acción antioxidante y fibra. Tanto la berenjena como el calabacín contienen mucha agua, lo cual hace que su contenido calórico sea muy bajo. Hay que tener en cuenta que, si añadimos queso al plato, aumentaremos el contenido de proteínas y minerales, pero también de grasas, por lo que se eleva el valor calórico del plato.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina