Recetas

Bacalao ahumado sobre gelatina de tomate

Si quieres darle más color y otro toque a este plato añade unas aceitunas negras.
200 gr. de bacalao ahumado
1 cebolleta
500 ml. de zumo de tomate natural
dos láminas de gelatina neutra
albahaca fresca
aceite de oliva
sal y pimienta al gusto.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 35 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Original y diferente, así es la receta que hoy proponemos elaborar. Y además muy sencilla y sabrosa.

 

Bacalao ahumado sobre gelatina de tomate

 Así lo cocinamos

Comenzamos elaborando la gelatina de tomate. Ponemos a hervir el zumo de tomate en un cazo a fuego fuerte. Hidratamos las hojas de gelatina según las instrucciones del fabricante y, escurridas, las vertemos en el zumo de tomate. Removemos bien y pasamos por un colador.
Agregamos ahora la albahaca cortada muy fina y vertemos en un molde que previamente hemos forrado con papel de plata. Metemos en la nevera hasta que cuaje. Entonces desmoldamos y cortamos en láminas.
Partimos el bacalao ahumado en trozos, partimos también la cebolleta y colocamos ambos encima de la gelatina de tomate. Salpimentamos al gusto y añadimos unas gotas de aceite de oliva.

 Trucos y Consejos

Si quieres darle más color y otro toque a este plato añade unas aceitunas negras.

 Información Nutricional

El alto contenido en vitaminas C y E, así como la presencia de carotenos en el tomate convierten a éste en una importante fuente de antioxidantes, sustancias con función protectora de nuestro organismo.
Además, el tomate es también muy rico en vitaminas, fibra y minerales.
Por su parte, el bacalao, otro de los protagonistas de esta colorida ensalada, nos va a aportar una importante cantidad de proteínas con un alto valor biológico. Este producto, al igual que el resto de ahumados, posee un elevado contenido en sodio, por lo que deberá moderarse su consumo en caso de hipertensión.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina