Un saludable pescado como el besugo es ideal para incluir en vuestros menús de Navidad, todo un clásico de estas fechas.
1 besugo de 1 kg.
3 patatas medianas
1 cebolla
3 dientes de ajo
3 limones
aceite de oliva virgen extra
1 vaso de vino blanco seco
1 guindilla
sal
pimienta negra recién molida
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 1.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato está cocinado con una base de pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante ocasiones especiales y se suele servir a los comensales como segundo plato.

Hoy os presentamos una nueva receta para vuestros menús de Navidad. Se trata de un besugo al horno, posiblemente uno de los platos marineros más tradicionales en estas Fiestas. Esta es una elaboración muy sencilla y, si el pescado es de buena calidad, el resultado puede llegar a ser realmente excelente. ¡Que os salga rico!

Besugo al horno

 Así lo cocinamos

En primer lugar, debemos precocinar las patatas, pues éstas van a tener un tiempo de cocción superior al besugo. Pélalas, lávalas y córtalas en rodaja de medio centímetro aproximadamente. Ahora cubre con ellas la base de la fuente de horno que vamos a emplear para cocinar el besugo. Riégalas con un buen chorreón de aceite de oliva y espolvorea con sal gruesa. Hornéalas hasta que estén prácticamente hechas.
Mientras tanto, corta la cebolla en juliana y lamina los ajos. Sofríelos junto con la guindilla en una sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez tengas la cebolla bien pochada, extiéndela junto el ajo y la guindilla sobre las patatas prehorneadas. Este toque le dará a tus menús de Navidad un aire diferente.
Teniendo el besugo ya limpio de vísceras y escamas, practícale unas incisiones en el lomo para introducir en ellas unas rodajas de limón. Salpimenta el pescado por dentro y por fuera. Ahora deposítalo sobre el lecho de patatas, cebolla y ajo.
Antes de introducirlo en el horno, vierte sobre el besugo el zumo de un limón y el vaso de vino blanco. Por último, rocía el pescado con un buen chorreón de aceite de oliva e introdúcelo en el horno, precalentado a 170ºC, durante 40 minutos aproximadamente.

 Trucos y Consejos

Los tiempos de horneado del besugo son muy relativos, ya que dependerán de cada horno y del peso del pescado. Por ello, y para saber cuándo el pescado está realmente en su punto exacto de cocción, hay que observarlo detenidamente. Uno de los primeros indicadores para saber si el besugo, o cualquier otro pescado que cocinemos, está cocinado es la textura y el color de su carne, la cual pasa de translúcida a blanca. Además, la carne que se encuentra alrededor de la espina no sólo ha tenido que cambiar de color sino que se debe separar con facilidad con un tenedor o cuchillo pequeño. Si la carne no se puede desprender, entonces quiere decir que el pescado no está aún en su punto.

 Información Nutricional

El besugo, protagonista indiscutible de la receta que nos ocupa para nuestros menús de Navidad, pertenece a la familia de los pescados azules, si bien es uno de los más magros dentro de este grupo. Como pescado azul que es, el besugo es una excelente fuente de ácidos grasos insaturados, los cuales nos van a ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre. En esta receta, el besugo lo hemos cocinado al horno, acompañándolo con patatas, cebollas y ajo. Por ello, el contenido calórico del plato no va a ser elevado, mientras que su sabor va a resultar muy intenso y agradable.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Técnicas de cocina
Tipo de cocina