El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando la consumamos sin piel
1 kg. de pechuga de pollo, ½ piña. Para el marinado del pollo: 1 cucharada de mostaza en grano, ¼ de litro de salsa de soja, 1 cucharada de pimienta molida, 1 diente de ajo bien picado, 100 gr. de cebolla picada, 2 dl. de aceite de oliva, el zumo de un limón y sal.
Calorías 113 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 3.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

En esta receta nos hemos aprovechado del suave sabor del pollo para combinarlo con sabores más intensos, que le den el contrapunto al plato, como en este caso la piña.
Estas brochetas son adecuadas para todas las edades, en especial para los más pequeños, a quienes con frecuencia se les ofrece la típica pechuga de pollo empanada.

Brochetas de pollo y piña

 Así lo cocinamos

Trocea las pechugas de pollo y ponlas a marinar durante 3 horas con los ingredientes arriba indicados.
Transcurridas las tres horas, escurre los trozos de pechuga del marinado y los ensartamos en las brochetas, intercalándolos con los trozos de piña.
Una vez ensambladas las brochetas, cocínalas en la plancha a fuego vivo, procurando que queden bien doraditas por fuera y jugosas por dentro.

 Trucos y Consejos

Para evitar que las brochetas se quemen en la plancha (en el caso de usar brochetas de madera) ponlas en remojo con agua una hora antes de usarlas. La humedad del agua que habrán absorbido evitará que éstas se quemen.

 Información Nutricional

El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando la consumamos sin piel. Además, contiene muy poca grasa y sus proteínas son muy fáciles de asimilar, por lo que es un alimento que está especialmente indicado para los niños, ancianos y todas aquellas personas que tengan el estómago delicado.
Además, acompañadas de trozos de piña, esta carne resulta muy jugosa.
Las personas diabéticas también pueden consumir este plato controlando la cantidad de piña, ya que si es en almíbar concentra más cantidad de azúcar.

Datos nutricionales de la pechuga de pollo:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina