La caballa, como todo pescado azul, se caracteriza por su alto contenido en omega 3, una grasa buena que nos ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares
Un kilo de caballas
2 cebolletas picadas
8 dientes de ajo
2 hojas de laurel
Aceite de oliva
una cucharada de pimentón dulce y media de picante
1/2 l de aceite de oliva virgen
un vaso de vinagre de sidra
un vaso de vino blanco seco
harina
sal y una cucharada de granos de pimienta negra.
Calorías 182 kcal / 100gr
Proteína 18.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Comenzaremos nuestra receta limpiando bien las caballas de aletas y vísceras.

Caballas en escabeche

 Así lo cocinamos

Una vez tengamos bien limpias las caballas, las cortaremos en tres o cuatro trozos cada una.
Enharinamos los trozos de caballa y los freímos en una sartén con aceite de oliva. Ya frito el pescado, lo reservamos en una fuente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
En una cazuela ancha con abundante aceite de oliva pochamos las cebolletas picadas junto con los ajos, el laurel, los granos de pimienta negra y sal.
Cuando la cebolleta esté bien tierna y transparente incorporaremos el pimentón dulce y el picante, el vinagre de sidra y el vino blanco.
Hervimos el conjunto durante 5 minutos y sumergir los trozos de caballa.
Por último, dejaremos cocinar durante 10 minutos más a fuego lento. Apartar del fuego y dejar enfriar.

 Trucos y Consejos

Este tipo de platos es mejor prepararlos la víspera, así el escabeche reposará, al menos, 12 horas.

 

 Información Nutricional

La caballa, como todo pescado azul, se caracteriza por su alto contenido en omega 3, una grasa buena que nos ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares. La caballa, además, nos aporta proteínas de alto valor biológico y vitaminas, como la vitamina D, necesaria para la absorción del calcio por los huesos.
El sabor que proporciona el escabeche nos permite en esta receta reducir o prescindir de la sal, convirtiéndose fácilmente en un plato que podrán incluir en sus dietas aquellas personas con problemas de hipertensión arterial.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina