Hoy os mostramos cómo elaborar calabacín al horno, una receta fácil de preparar y que gustará a toda la familia.
3 calabacines grandes
Hierbas provenzales
Aceite de oliva
Queso rallado
Sal

El calabacín es una de las verduras más populares. Además de prestarse a múltiples elaboraciones, está delicioso y es saludable.

Apenas aporta calorías y, sin embargo, sí que es rica en vitaminas y fibra, por lo que es muy beneficiosa para la salud. Podéis elaborar muchas recetas de calabacín de manera rápida, ya que se trata de una verdura que se cocina en muy poco tiempo.

Calabacín al horno

 Así lo cocinamos

Lo primero que debemos hacer para cocinar el calabacín al horno es lavarlo muy bien. Después le cortamos los extremos y los partimos en rodajas más bien gruesas.

Colocamos las rodajas en la fuente para horno y los salamos al gusto. Espolvoreamos también hierbas provenzales y regamos todo con un poco de aceite de oliva.

Tras precalentar el horno a 180º dejamos que se hagan a la misma temperatura durante unos 30 minutos.

Una vez pasado ese tiempo, retiramos la fuente del horno y espolvoreamos por encima de los calabacines el queso rallado.

Volvemos a meter, una vez más, en el horno hasta que el queso se funda y ¡listo! ya tenemos nuestro calabacín al horno.

 Trucos y Consejos

Si quieres, puedes añadirle al calabacín al horno otros ingredientes como carne picada o algunas verduras más. Estará igual de delicioso y tendrás así un plato más completo desde el punto de vista nutritivo.

 Información Nutricional

El calabacín es un alimento con un bajo valor energético gracias a su riqueza en agua. Además, es fuente de diferentes vitaminas y minerales, así como de sustancias con acción antioxidante. Está compuesto sobre todo por agua e hidratos de carbono y su consumo supone un aporte moderado de fibra. Además, es un alimento fácil de digerir y con un ligero efecto laxante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Dieta
Técnicas de cocina
Tipo de cocina