Esta carne no está considerada como una de las partes más nobles de la ternera y, sin embargo, resulta un bocado muy tierno y jugoso
4 carrilleras de ternera
aceite de oliva
sal
pimienta
20 gr. de harina
1 dl. de Jerez
2 dl. de vino tinto
una cebolla
un tomate grande y maduro
50 gr. de zanahoria
una penca de apio verde y un ramillete de hierbas aromáticas

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La carrillada o carrillera en salsa, tanto la de ternera como la del cerdo, es un plato que, por su asequible precio y por su suave textura, se ha hecho muy popular en los últimos años. ¡Esperamos que os guste esta receta!

Carrillada de ternera en su jugo

 Así lo cocinamos

¿Cómo podemos hacer carrilladas de ternera al horno en su jugo? Parece una receta complicada, pero una vez manos a la obra es tan sencillo como seguir los pasos que te contamos a continuación. ¡A cocinar!

  1. En primer lugar, salpimentaremos las carrilladas y las pasaremos por harina.
  2. Ponemos el aceite de oliva en una fuente de horno profunda y lo calentamos bien en el horno. Una vez caliente, disponemos la carne sobre la fuente con en el aceite caliente, introducimos en el horno y doramos bien por ambas caras.
  3. Cuando la carne esté bien dorada, incorporaremos la cebolla, el tomate, la zanahoria y el apio, todo ello cortado en trozos grandes, y horneamos todo a 180ºC.
  4. Una vez la verdura esté tierna, añadimos el vino y lo dejamos reducir.
  5. A continuación, agregaremos las hierbas aromáticas (romero, tomillo y orégano) y el Jerez. Horneamos durante otros 10 minutos.
  6. Transcurrido ese tiempo, vertemos el agua (hasta cubrir la carne) y dejamos cocinar, a la misma temperatura, durante dos horas y media.
  7. Pasamos ahora el caldo por un colador chino, presionando para extraer toda la sustancia de las verduras.
  8. Vertemos el caldo colado en un cazo y dejamos reducir hasta conseguir una salsa no demasiado líquida.
  9. Probamos el punto de sal y sumergimos las carrilladas en la salsa obtenida.

¡Listo! Ya tenemos nuestra receta de carrillera de ternera al horno en su jugo elaborada. Debemos servir caliente esta carrillada asada caliente

 Trucos y Consejos

Nosotros hemos cocinado la carne en el horno, pero si andas mal de tiempo puedes optar por cocinarla en una olla exprés. El resultado será igualmente delicioso.
Puedes acompañar esta carrillada con unas buena patatas fritas al bastón, o con una ensalada verde.

 Información Nutricional

Las carrilladas (o carrilleras) son una parte muy carnosa de la quijada del animal. Esta carne no está considerada como una de las partes más nobles, y, sin embargo, resultan un bocado muy tierno y jugoso. Las carrilladas más populares son las de la ternera y el cerdo.

Uno de los principales valores nutricionales con los que cuenta la carrillera de ternera es que aporta al organismo vitaminas y un alto porcentaje de hierro entre otros.

Al pertenecer al grupo de carnes rojas, contiene proteínas con las que se mantiene la masa muscular y es recomendada para personas con colesterol ya que contiene poca grasa saturada por lo que además se recomienda en algunas dietas para adelgazar. Entre otras características, destaca en los siguientes aspectos:

  • Se trata de una carne que se digiere con dificultad, por eso precisa de una cocción prolongada.
  • Nos aporta proteínas completas desde el punto de vista nutricional, necesarias para mantener la masa muscular y para que nuestro organismo pueda realizar sus funciones con normalidad.
  • No es una carne grasa, de manera que puede formar parte de una dieta adelgazante siempre que la acompañemos con muchas verduras y la cocinemos con poca grasa.
  • También pueden hacer esta receta las personas con colesterol alto, ya que como hemos comentado es una carne con poca grasa saturada, de manera que no pone en riesgo el mantenimiento de los niveles de colesterol dentro de valores normales.
  • Rica en minerales como el hierro de fácil asimilación, que nos previene de la anemia y vitaminas del grupo B, las cuales se mantienen en el caldo de cocción y son necesarias para que asimilemos bien los nutrientes.

En esta receta, la carrillera de ternera la hemos cocinado con una buena cantidad de verduras, lo cual va a enriquecer el plato con vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.
También se han cocinado con vino y hierbas, que combinan a la perfección con esta carne y potencian el sabor y el aroma de la misma.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina